Conflicto Sirio: El Caso Con Final Feliz de Peter Theo Curtis

El conflicto sirio está resultando ser uno de los más sangrantes de la época actual, pero, de vez en cuando, surgen casos como el de Peter Theo Curtis que arrojan algo de esperanza entre tanta desolación. Y es que Curtis uno de los periodistas que estaban secuestrados en Siria a manos de uno de las escisiones surgidas de Al Qaeda, ha sido liberado; sin lugar a dudas, una noticia especialmente positiva si se tiene en cuenta la reciente muerte de su compañero, James Foley.

Curtis voló de Tel Aviv a Boston, para encontrarse con su madre, tras más de dos años separados por las dramáticas circunstancias. "Estaré eternamente en deuda con los oficiales estadounidenses que han trabajado en mi caso. Y quiero agradecer especialmente al Gobierno de Qatar por intervenir por mí", afirmó Curtis en un comunicado emitido a la prensa.

La alegría era tal que la madre del periodista tampoco quiso dejar pasar la oportunidad para mostrar su postura acerca de la liberación de su hijo así como de expresar los sentimientos que había experimentado durante todo ese tiempo. "Siento un profundo agradecimiento a los Gobiernos de Estados Unidos y Qatar y a los muchos individuos, privados y públicos, que ayudaron a negociar la liberación", sentenció.

Y es que la vida de Curtis estaba más en peligro que nunca tras el asesinato de James Foley, su compañero secuestrado y que acabó siendo asesinado por los radicales yihadistas. Unas imágenes escalofriantes que, por cierto, han dado ya la vuelta al mundo.

La muerte de Foley ha sido un auténtico mazazo para el estado de ánimo del mundo occidental, más aún cuando se recuerdan las palabras de la víctima en su última misiva que la familia no ha dudado en compartir con el resto de usuarios a través de la red social Facebook. “Recuerdo tantos momentos maravillosos en familia que me ayudan a salir de esta prisión. Sueños sobre la familia y amigos me llevan lejos y la felicidad llena mi corazón”, dijo. Estas fueron las emotivas palabras que Foley dedicó a su familia en una carta íntima a modo de despedida.

Una terrible situación con dos caras diferentes de una misma moneda. El caso de Foley y su triste final y el de Curtis o del propio Javier Espinosa, redactor de El Mundo en España. Habrá que ver cómo evoluciona el conflicto y esperar a que no se radicalice.