Ortorexia, la obsesión por la comida sana que inunda Instagram

Quienes la padecen restringen muchísimo la variedad de alimentos de su dieta

Después de unas cuantas décadas de alimentación inconsciente, tan abonadas a la comida basura y a los productos superazucarados, hemos comenzado a despertar. Queremos comida de verdad. Queremos comida saludable que nos nutra y no nos envenene por dentro. Y aunque esta concienciación es tremendamente positiva, también ha traído consigo una dimensión extremista de la alimentación healthy, tal y como cuenta la revista Mic: la ortorexia, una obsesión enfermiza por cuidar la alimentación que lleva a quienes la padecen a restringir enormemente su dieta.

Pero mientras la anorexia implica una restricción cuantitativa de comida, la ortorexia implica una restricción cualitativa. #keto, #paleo, #lowcarb, #glutenfree, #fatloss... Seguro que tú también conoces a alguien obsesionado con estos hashtags, que siempre publica sus comidas puras y sanas y te da la chapa sobre todo eso que comes y te está matando lentamente. Seguro que sí porque Instagram, según un estudio del University College London publicado el pasado junio, actúa como caldo de cultivo de este trastorno alimenticio.

"Es difícil tener una buena idea de lo que es real, lo que se escenifica, lo que es saludable y lo que no. Sí, ese plato de verduras se ve bien, pero si eso es todo lo que comes en un día, entonces es problemático", explicaba la nutricionista holística Kelly Boaz a Mic. Sin embargo, el poder las imágenes y del mensaje de los healthy influencers lleva a los ortoréxicos a entrar en una competición enfermiza consigo mismos y con los demás por la alimentación saludable. O aparentemente saludable, porque algunas prácticas pueden resultar perjudiciales.

Por suerte, Instagram no es el demonio. Es simplemente un canal. Y si puede servir para difundir mensajes radicales como los que provocan la ortorexia, también puede servir para desmontarlos. Y de hecho lo está haciendo. Ya hay más de 60.000 publicaciones con el hashtag #orthorexiarecovery y más de 120.000 con el hashtag #orthorexia. La comunidad de recuperación de este trastorno alimenticio no para de crecer. Algo que, según Boaz, "hace que la recuperación sea accesible para todos". Porque todos merecemos tener una relación sana con la comida sana.