Entrenar solo los fines de semana también vale

La esencia de una buena rutina de entrenamiento es la intensidad y no la distribución de sesiones

Muchas veces lo has pensado: ¿y si me quito todo el entrenamiento de los días laborales y lo concentro en el fin de semana? Tu propia voz te habrá desautorizado con mensajes como "en verdad eso no sirve de nada" o "así perderé muchas de las ganancias logradas". En parte porque ese es el discurso tradicional. La mayoría de la gente piensa que es necesario entrenar a lo largo de toda la semana. Pero ahora una investigación internacional lo desmiente: practicar deporte solo los fines de semana es igual de bueno.

Lo importante es la intensidad

Para confirmarlo, lxs científicxs analizaron el rendimiento de 350.000 estadounidenses que únicamente entrenan sábados y domingos, el momento de la semana que tienen libre y que más relajados se sienten. Así descubrieron que "lo importante es acumular una cantidad determinada de trabajo físico y no en cuántas sesiones se reparta", señalan desde El Confidencial. Es decir, que puedes correr tres horas en tres sesiones diferentes o puedes correr tres horas al mismo ritmo en una sola sesión el sábado.

En palabras de los propios autorxs del estudio, publicado en la revista especializada JAMA Internal Medicine, "los adultos que realizan 150 minutos o más de actividad física de moderada a fuerte a la semana pueden experimentar beneficios de salud similares, ya sea que los entrenamientos se distribuyan a lo largo de la semana o se concentren en un fin de semana". Pero eso de "de moderada a fuerte" no es un simple detallito. Es la esencia de este descubrimiento: lo importante está en la intensidad.

Ejercicios cortos pero intensos

Así lo subraya la enfermera cardíaca Joanne Whitmore cuando dice que "este gran estudio confirma que cuando haces ejercicio no importa cuándo lo hagas sino con la intensidad que lo hagas". Por eso el propio estudio recomienda, a quienes quieran concentrar su entrenamiento en el fin de semana, que se decanten por ejercicios cortos pero explosivos como el levantamiento de pesas, los entrenamientos de intervalos cortos de alta intensidad, las clases de spinning o las carreras por la montaña". Intensidad garantizada.

En definitiva, el estudio respalda tus deseos de olvidarte del deporte entre semana, cuando estás tan quemadx del curro o de la facultad, para dejarlo para el fin de semana. Pero no solo eso: también te sirve para eliminar una excusa de tu cabeza, esa que te dice, cuando te saltas el entrenamiento entre semana, que no vas a compensarlo el finde porque no vale de nada. Sí que vale. Al final, la clave está en moverse y esforzarse a tope. Cuando sea. Nunca es inútil. Nunca cae en saco roto. Nunca está de más.