Consejos para empezar una relación sana después de un duro invierno

Si no estás a gusto con tu propia personalidad, será muy difícil que puedas entenderte con tu pareja sin caer en una relación tóxica

Has pasado un largo invierno de bajón intentando superar tu última ruptura, pero cada vez te sientes mejor, has empezado a cocinar más, a ver a tus amigos con más frecuencia e incluso te apetece cortarte el pelo. Notas que se vienen tiempos nuevos y tienes ganas de empezar otra relación. Le das una limpiada a Tinder y empiezas a salir con el radar en marcha para que no se te pase ninguna oportunidad. 

Sentir que viene la primavera y nuevos tiempos en tu vida amorosa es refrescante, pero también es importante recordar que antes de empezar una relación tienes que hacer un trabajo personal para evitar viejos vicios. Huye de la toxicidad, de los celos, el control y la dependencia con los cuatro consejos que dos psicólogas especialistas en el arte de amar han compartido en un artículo en Elite Daily.

Ante todo, conócete bien

Antes de salir ‘a cazar’, asegúrate de que estás a gusto con tu propia personalidad. Nadie es perfecto y tienes que conocer tanto tus virtudes como tus defectos y manejarlos para que tus inseguridades no recaigan en el día a día de tu relación. Sobre todo, es importante entender que tienes límites, que no puedes llegar a todo y que tienes ganas de mejorar lo que menos te gusta de ti.

Tumblr

"Si buscas una pareja sólida, primero deberías tener una idea sólida de quién eres, lo que incluye tus debilidades además de tus talentos", explica Anne Beverly a la Elite Day, "si puedes comunicar lo que quieres a una pareja y admitir tus errores, te ayudará a manejar las expectativas y te preparará para una relación exitosa". Si eres capaz de separar, lo tendrás mucho más fácil para que la relación no se resienta de tus propios problemas.

Entiende qué quiere la otra persona

Para evitar malentendidos, es importante dejar las cosas claras desde el principio. Los psicólogos hablan de la Teoría del Apego para referirse a los distintos niveles que tenemos de establecer una relación con otra persona: hay quienes dan seguridad, otros ansiedad y otros evitan a su pareja. Si buscas a alguien con quien compartir un tiempo largo, Beverly te recomienda buscar a alguien que te dé seguridad y no esté pensando constantemente en la próxima relación.

Pareja

Puedes identificar que una relación tiene puntos para durar más cuando tu pareja te presenta a sus amigos o familia, cuando se muestra optimista sobre el futuro y te da cariño. Otras formas de demostrar que va a estar ahí es, precisamente, apoyarte cuando estás en apuros o si no te encuentras bien. Cuando dos personas están juntas porque no quieren estar solas, se nota y la relación se resiente.

Mantén la mente abierta

Si quieres ligar, tienes que estar receptivo (o receptiva), no rechazar a la gente con apriorismos y enfocar tu energía en sacar lo mejor de cada persona. Es el consejo de la coach Molly Lyda. Dale posibilidades al personal y a ti mismx. Si te gustan las aplicaciones, lánzate a las aplicaciones y si eres más de buscar entre los amigos de tus amigos, amplía tu red. Pero también atrévete a recorrer el camino de manera inversa. El amor puede estar en la fila del supermercado, en la biblioteca, en el ascensor o en Sudáfrica.

La cuestión es no cerrarse y tener paciencia. Igual te mudas de ciudad y en ese momento justo te enamoras de quien fue tu vecino toda la vida. Quién sabe. Sobre todo, haz lo que te gusta, porque si eres fiel a tus pasiones, seguro que acabas rodeándote de gente afín a ti.

Tumblr

Acepta que ligar es un proceso

El amor a primera vista está sobrevalorado. Tenemos tantas opciones para encontrar pareja que esperar sacar algo serio de una primera cita puede parecer una locura. Ten paciencia y sé consciente de que ni tú ni tu pareja tenéis nada que reclamaros al principio. Entiende que si tú dudas, la otra persona también debe estar haciéndose preguntas, pero si eres constante y te relacionas con sinceridad, acabarás siendo irresistible. Las presiones espantan, todxs lo hemos vivido.