5 juegos sexuales para revolucionar tu cama

Misionera, vaquera o viceversa. Estas son las típicas posturas que sueles llevar a cabo cuando follas, ya sea con tu pareja o con alguien que hayas sacado de las mejores aplicaciones para tener sexo. Y lo sabes. Con un poco de suerte, hasta completas un 3x1, pero todo depende de muchos factores, ya que no siempre los dos sujetos que copulan se encuentran en las mismas condiciones y facultades. El caso es que alcanzar la monotonía en la cama resulta bastante fácil, por lo que en ocasiones hay que darle un poco de vidilla al asunto y revolucionar la cama. Para ello, quizás debas probar algunos de los juegos más picantes que te proponemos a continuación.

1. Juegos de mesa

En este apartado, podemos nombrar varios. El primero de ellos es el The Oral Sex Juego Para Parejas, con el que podrás estimular a tu pareja o compañero de cama de una forma muy divertida y excitante. Además, contiene trucos para completar una buena faena. También destacamos Hump El Juego, otro pasatiempo que contiene 40 cartas de preguntas de profundo y caliente, 40 más sobre preguntas de posturas sexuales y otras 40 acerca de experiencias únicas, a lo que hay que añadir una ruleta con flecha giratoria para darle emoción a la contienda. Y rematamos con Passion Play, un juego con 96 tarjetas de pruebas y un contenedor de accesorios: un vibrador, unas esposas metálicas, unas bolas chinas, un pintalabios con forma de pene, un lubricante, tres preservativos y un reloj de arena.

2. Twister

Seguro que en alguna ocasión, cuando eras pequeño, jugaste a este juego de habilidad. A modo de recordatorio, su objetivo es mantener el equilibrio dentro de un diminuto tablero, lo cual es cada vez más complicado cada ronda que pasa, porque los jugadores se van mezclando físicamente cada vez más. Ya en su día fue acusado de vender ‘sexo en una caja’. Pero para el caso que nos ocupa, tú y tu pareja deberíais empezar con la ropa puesta e ir quitándoos una pieza a medida que perdáis una partida. De este modo, la temperatura se elevará tanto que difícil es que no acabéis mancillando el tablero.

https://www.youtube.com/watch?v=o-lUNnpCQPU

3. Strip Póker

Todos hemos oído hablar alguna vez de él. Y de hecho, muchos hemos soñado con ser invitados a una partida, pero realmente son pocos los que se han atrevido a jugar una partida. Si nunca has conseguido que tus amigos/as se animen, puedes probarlo en petit comité con tu pareja. Se trata de jugar al póker (o cualquier otro juego de cartas...¡hasta la brisca vale por poco erótica que parezca!) y de apostar prendas de vestir. De este modo, cada partida se llena de tensión por ver quién logra despelotar más rápidamente al otro jugador. Es una iniciativa muy práctica para reavivar una llama consumida.

4. 'Cambia' de profesión

No nos referimos a que mañana te plantes en el despacho de tu jefe y lo envíes a la mierda (que suponemos que te apetecerá mucho, pero piensa que hay facturas que debes pagar), sino más bien a acercarte a una tienda de disfraces y buscar un atuendo atrevido, como por ejemplo el de una enfermera sexy o de una militar muy guerrera si eres chica o el de un bombero o de un paleta al estilo anuncio de la Coca Cola Light si eres hombre. Es una forma fácil de cumplir las fantasías del otro y de darle un giro de 180 grados a un martes totalmente rutinario.

5. Juguetes para fiestas

Reúnete con unos cuantos amigos emparejados y prepara una fiesta en tu casa. Pero para que no acabe la cosa en lo de siempre (cena, copas y discoteca), propón una noche de juegos más atrevidos. Así pues, puedes darles de beber con un cubalitro con forma de pene para lograr que el personal se desinhiba. También puedes programar una pelea con el juego Lucha de Penes y el de las Anillas y Pito, con los que os divertiréis a más no poder. Es probable que terminéis la fiesta bastante animados, así que lograrás animar la noche a tu pareja y, quién sabe, quizás hasta también logras que el resto de tus amigos acaben en la cama.

sexo, cama, relaciones, monotonía, juegos sexuales, codigo nuevo