Científicamente Probado: Es Posible Cambiar Tu Vida En 66 Días

Si alguien pensaba que ya estaba todo hecho, que no habría forma de cambiarlo, se equivoca. Tanto si eres un ave nocturna como un nostálgico de la moda juvenil, un estudio hecho por unos investigadores británicos publicado por la revista European Journal of Social Psycology llama a tu puerta y te invita a remediarlo.

Eso sí, no es de la noche a la mañana, no te levantas un día y dices: ¡voy a ser otro! Se necesita un poco más de tiempo, en concreto 66 días. La razón no es otra que la necesidad de acostumbrarse a un nuevo hábito, sí, eso de repetir conductas y hacerlas tuyas.

Bueno, el tema es que no siempre se trata la misma dificultad, es decir, no es lo mismo intentar beber más agua a lo largo del día que realizar dos horas de ejercicio intenso. Depende de cada persona y de la predisposición neuronal de cada uno y del grado de exigencia que requiera cada actividad.

El estudio reflejaba que los más motivados lo conseguían en 18 días y los más reticentes alcanzaban casi el año. La media resulta esperanzadora: 66 días. Ese es el tiempo que tienes para cambiar tu vida, solo necesitas seguir estas tres normas fundamentales:

1. Sé odioso (Días 1-22)

Sí, cuéntales a todos lo que estás haciendo, bueno, o lo que intentas llevar a cabo. Haz la gran campaña de comunicación de tu vida, anuncia que estás en época de cambios y añade presión a tu reto.


2. Analízate (Días 22-44)

Pregúntate quién eres y por qué quieres hacer este cambio, analiza todas tus acciones y piensa hacia dónde te llevará este nuevo plan de vida. No pierdas detalle de las variables que van a influir e intenta tener claro cuáles son tus puntos fuertes. Sabiendo quién eres y qué deberías hacer para mejorar, te empujarás a ti mismo/a.


3. Sigue la luz (Días 44-66)

Sí, como Caroline. Ya estás en el buen camino, has conseguido que el mundo se entere de ello y que tú mismo/a hayas hecho de una idea un hábito. Tu plan coge fuerza y los cambios introducidos en tu vida ya responden de forma positiva en tu día a día. Ya te has dado cuenta de lo bueno, ya lo estás sintiendo de verdad.


4. Celébralo (Día 66+)

Si empezaste contándolo a los que más querías, la mejor forma de rematar el plan de cambio es celebrarlo con esa misma gente. Contarlo es la mejor forma de que te des cuenta de que realmente has conseguido algo, de que has alcanzado tu meta y has logrado cambiar tu forma de vida. Sí, has cambiado y lo has hecho con la gente de siempre, con tu esencia por delante. El día 66 es para pegarte la fiesta de tu nueva vida, ¡enhorabuena!