Todas Las Veces Que Te Saltas La Ley Y Cuánta Pasta Va A Costarte La Broma

Además de educarnos para aprender matemáticas, lenguas o geografía, en la escuela se nos enseña a no saltarnos las normas. Adoctrinamiento lo llamarán algunos, convertirnos en buenos ciudadanos dirán otros. Resulta extraño entonces, que semanalmente nos petemos las leyes con tanta asiduidad. Será el carácter mediterráneo que nos define, será el poco amor que tenemos por las imposiciones.

Sea lo que sea, en nuestra tierra parece válida la frase que dice: "las leyes están para saltárselas". Ahora viene cuando tú con indignación dices: "¿cómo? ¿saltarse las ordenanzas? Yo no lo hago nunca." Sigue leyendo y al fin reconocerás que tampoco eres un santo. Es más, descubrirás que si todos los astros de la mala fortuna se alienasen para joderte, podrías, en una semana, arruinarte pagando multas.

Tirar colillas al suelo

Aunque te guste andar por la calle fumando un cigarrillo como si fueras un actor del Hollywood de los 70, para luego lanzarlo despreocupado cual femme fatale, tienes que saber que en la mayoría de ciudades españolas tirar colillas al suelo está penado con multa y además es una guarrada. En París incluso contabilizaron que el instinto ensuciador de sus ciudadanos producía 350 toneladas de colillas al año.

Multa en Barcelona: 90 euros.


Escupir en la calle

Una actitud clásica del macarreo adolescente o de señor mayor con carraspera. Esta acción, además de ser muy poco higiénica, está tipificada como infracción grave en nuestras leyes. ¿Crees que las normas aquí son demasiado duras? Pues tienes suerte de no vivir en Singapur, porque allí la tontería te puede costar la friolera de 650€.

Multa en Valencia: 150 euros


Cruzar el semáforo mal

No nos referimos a cruzar el semáforo insultando a los conductores o algo por el estilo. En España te pueden poner una multa por pasar de una acera a otra sin pasar por el paso de cebra o por cruzar cuando el semáforo está en rojo. Da igual la prisa que tengas o lo desierta que esté la calle, si te pilla un agente de mal día te podría hacer sufrir las consecuencias de una abultada multa.

Multa: 200 euros


Mear contra una farola

Resultat d'imatges de piss

Que levante la mano quién no haya meado (o como dicen las leyes) "miccionado" nunca en la calle. Todo el mundo lo ha hecho alguna vez u otra. "Es que todos los bares estaban cerrados, es que los baños móviles están a reventar de gente, es que no hay suficientes baños públicos". Invéntate la excusa que quieras que la multa te va a caer igual.

Multa en Sevilla: 60 euros


Cagar en la calle

Vale, tampoco es que todo el mundo se ponga a hacer aguas mayores en la vía pública. Sin embargo, si algún día tienes un apretón, tienes que saber que ni la mayor emergencia del mundo justificará el dinero que tendrás que pagar por cagar entre dos contenedores.

Multa en Barcelona: 300 euros y de 750 a 1.500 si cagas al lado de una escuela o de un edificio emblemático.


Poner los pies encima de un banco

Resultat d'imatges de put your feet up

Sabemos que te gusta estar en los bancos de la plaza de tu barrio comiendo pipas. Llevas dos horas allí y te da por cambiar de postura poniendo el culo en el respaldo y los pies en la parte donde se pone el culo. Por desgracia no utilizar el mobiliario público como es debido está penado por la ley.

Multa en Barcelona: 150 euros.


Ir borracho en bici

Como decía el anuncio: "si bebes, no conduzcas". Pero cuando decía "conducir" no solo se refería al coche. Ir pedo mientras vas en bici o cualquier medio de movilidad que no sea a pie, puede acarrearte una dolorosa pérdida económica. "Pero señor agente, es que si voy en bici es para no tener que volver a casa en moto", le dirás al policía. Ya le puedes contar todas las milongas que quieras, no cuela.

Multa: 500 euros más la retirada de 4 a 6 puntos del carné de conducir.


Conducir con chancletas mientras sacas el brazo por la ventanilla

Resultat d'imatges de driving with class

En verano, cuando vuelves de la playa con los pies llenos de arena, es agradable poner buena música en el coche y sacar el brazo por la ventanilla para sentir el viento. La imagen es muy bucólica pero la multa es muy jodida.

Multa: 200 euros por conducir con chanclas mas 80 euros por lo del brazo

En resumen, si en una semana fatídica cometieras todas estas infracciones, el coste total ascendería por lo bajo a: 1.730€. Haz memoria y vete sumando de cuánta pasta te has librado de pagar, al menos, en los últimos 6 meses. Y luego nos quejaremos de que las calles están sucias.