Guía básica para sobrevivir en una sociedad tecnológicamente enferma

Uno de cada tres adultos no ha escrito nada a mano durante el último año. Ni cartas, ni postales. Nada. Más del 76% de la población de entre 16 y 74 años ha utilizado Internet en los últimos tres meses. El 71%, además, prefiere estar en casa para conectarse a Internet en lugar de salir y tomar algo con sus amigos. El 6% eliminó su perfil en redes sociales porque les ocasionó graves problemas personales. Al menos el 3% ha destrozado algún mueble cuando la conexión iba lenta, y miramos el móvil una media de 150 veces al día.

Nos estamos perdiendo la vida. Los datos son tristes y el futuro que nos prometieron se dirige hacia un camino de destrucción que nos declarará en quiebra emocional en breve. Algo nos falta en las manos si no tenemos el móvil. Algo está yendo terriblemente mal si nos duele que no nos contesten a un mensaje, pero aceptamos que no nos escuchen cuando hablamos. Pero espera, aún puedes hacer algo. Por ti y por todos tus compañeros, pero hazlo, sobre todo, por ti primero. 

1. Sustituye tu móvil por un Kindle.

2. Y luego cambia tu Kindle por el olor a libro.

3. No te olvides de escribir. Todavía tienes mucho que contar a mano.

4. Da los buenos días. 

5. Y mira a los ojos cuando hables, no a una fría pantalla de móvil.

6. Sonríe a las personas de la misma forma que sonríes a tu cámara. 

7. Sé todo lo feliz que puedas, igual que en el selfie que acabas de publicar.

8. Busca el contacto humano. Es mucho más cálido que la forma de un corazón. 

9. Utiliza la yema de tus dedos para hacer cosquillas. No para teclear. 

10. Aprende a decir “no sé qué es esto”, en lugar de buscarlo en Google. 

11. Porque realmente tienes el derecho a no conocerlo todo. 

12. Mastúrbate sin porno. Tu imaginación puede ir mucho más allá.

13. Lleva a un niño a un parque, y jugad juntos.

14. Observa la forma en la que se ríe ese niño. 

15. No utilices las redes sociales para mostrar afecto. Sé más humano.

16. Si has de ser dependiente de algo, que sea de un abrazo.

17. Despiértate como antes, con luz natural y besos.

18. Olvídate el teléfono en casa. Adrede. 

19. Ve al teatro y deja a un lado las 32 pulgadas de tu televisor.

20. Declárale la guerra al doble check.

21. Y a los 'me gusta' en Facebook.

22. No revises tu email. No hay nada tan importante que tengan que comunicarte ahí.

23. Déjale a alguien tu teléfono apuntado en una servilleta de papel.

24. Cómprate otra vez todos los colores de los boli Bic. Incluido el rosa.

25. Interésate por el arte.

26. Ama la poesía.

27. Disfruta de un concierto en directo.

28. Escucha cuando te hablen.

29. Genera conversación en una reunión con amigos.

30. Ríete con fuerza al comprobar qué patética resulta la gente enganchada a un móvil.

31. No le digas 'te quiero' a una pantalla.

32. No seas consumista. Se viaja mejor por la vida vestido con lo necesario.

33. Y viaja, cerca o lejos, pero viaja.

34. Cómprate una cámara analógica y disfruta con las sorpresas del revelado.

35. No estés tan pendiente del 'en línea'.

36. Aprende una palabra nueva cada día, leyendo.

37. Disfruta de la belleza del silencio.

38. Que los te echo de menos no estén nunca en la punta de tus pulgares.

39. Y sobre todo, no dejes que te quiten lo mas importante: las ganas de descubrir mundo.

Música: Leroy Anderson     Locución: Pablo Ibáñez Durán y Clara Vera

Incluye un fragmento de Cyrano de Bergerac