El AirBnb de las piscinas ya ha llegado a España y podría salvar tu verano

La aplicación Swimmy te permite alquilar las piscinas de otros usuarios de la plataforma durante horas o días a un precio realmente bajo

El verano en gran parte de nuestro país es lo más cercano al infierno y, a no ser que vivas cerquita de la costa, tu máxima aspiración en la vida podría ser tener algún conocidx con piscina. Ya sabes, un lugar en el que sumergirte y relajarte mientras tu cuerpo deja de freírse por un rato. El problema es que muchxs de nosotrxs somos ‘huérfanxs’ de piscina y nos da un palo enorme ir a la típica piscina municipal con niños gritones y marujeo infinito.

Pues bien, al igual que se puede tirar de AirBnb para hacer una escapadita ahora también puedes utilizar Swimmy, una aplicación que te permitirá alquilar piscinas por horas o días, según te convenga. Creada hace un par de años en Francia, la app cuenta con más de 30.000 usuarios y teniendo en cuenta que solamente en nuestro país existen más de un millón de piscina privadas es muy probable que dentro de poco algún vecino de tu zona se anime a ceder su paraíso particular.

Swimmy

Por ejemplo, un pedazo de piscina de diseño en un chalet en pleno centro de Barcelona te sale por 20 euros por persona el mediodía y con la posibilidad de montarte una barbacoa. Así que no hay excusa si tu piso no tiene ni balcón pero te apetece montar algo con tu pareja o amigos sin tener que recurrir a la playa. Puede que alquilar una piscina no te arregle el verano, pero gracias a todas las apps colaborativas que van surgiendo (AirBnb, Drivy, etc.) cada vez hay más opciones para montarse planes alternativos en plan low cost y a tu medida. Desde hacerte un viaje a la Costa Brava a refugiarte en una piscinita de lujo a la vuelta de la esquina, el futuro de la economía colaborativa te garantiza que ya no hace falta poseer nada para disfrutarlo todo.