6 Tipos De Personas Tóxicas De Las Que Debes Alejarte

Deshacernos de aquello que ya no nos sirve, cambiar todas esas cosas de nuestra vida que no nos satisfacen, acabar con los malos hábitos, etc. Todos tenemos propósitos repletos de oportunidades que están por venir.

Eso sí, cómo afrontar esta nueva etapa dependerá en gran medida de lo que te rodees, o más concretamente, de la gente de la que te rodees. A pesar de tener constantemente gente a nuestro alrededor, en ocasiones no podemos evitar sentirnos solos. Así que, ¿para qué seguir manteniendo a nuestro lado a esta gente que dice quererte pero que sin embargo no está en los momentos en los que más la necesitas?

Deberías proponerte empezar a sacar la basura de tu casa y de tu vida, y junto con ella, a todas esas personas tóxicas que no te aportan nada positivo, y así comenzar una nueva etapa con las energías renovadas.

1. Aquellas personas tóxicas que fingen que les importas pero solo buscan aprovecharse de ti

Todas las relaciones humanas son recíprocamente interesadas. Absolutamente todos utilizamos a todas las personas para conseguir algo a cambio. Nuestras relaciones se basan en los beneficios que podemos obtener de las personas de nuestro entorno. Sin embargo, en ocasiones nos topamos con personas que nos utilizan de una manera que solo nos perjudica, haciéndonos daño.

Todos tenemos amigos que en realidad podrían ser considerados más como pseudo-amigos, ya que siempre puedes contar con ellos para pegarte una buena juerga, pero cuando necesitas su ayuda de verdad, nunca están disponibles.

Estos individuos son de lo más tóxico, ya que te hacen confiar en una red de seguridad que en realidad no existe. Así que fuera con los parásitos que solo buscan aprovecharse de ti.


2. Las personas tóxicas que no te permiten evolucionar y hacen que te estanques

Las personas estamos en constante evolución, nos movemos de un lugar a otro, cambiamos de trabajo, conocemos a personas interesantes, tenemos diferentes estímulos que hacen que inevitablemente cambiemos, que nuestras metas, perspectivas de futuro, nuestra manera de ser no sean siempre las mismas.

Y al evolucionar, lo que nosotros decidimos que queremos para nuestra vida no siempre tiene que coincidir con lo que nuestros amigos quieren para sus vidas, y para la nuestra propia.

La gente es egoísta por naturaleza y siempre busca su propio beneficio personal. El egocentrismo les lleva a querer conseguir la vida ideal que siempre han soñado y muchas veces acaban por arrastrarte a ti a ella, a una vida que tú no quieres.

Así que rodéate de gente que tenga los mismos objetivos que tú, rompe todas las relaciones que tengas que romper, pero no permitas que nadie te estanque por no estar en tu misma línea.


3. Las personas tóxicas que te estresan

La vida es estresante por sí sola, sobre todo si vives en una gran ciudad y tienes un trabajo que muchas veces te exige ir a contrarreloj e invertir en él más tiempo del estipulado, o recomendado. No digo que el estrés sea siempre malo ya que, en ocasiones, un poco de estrés está bien para mantenerte activo.

Pero una persona que te estrese y te mantenga más activo de lo recomendado puede acabar siendo perjudicial para tu salud. Así que deshazte de ella.


4. Las personas tóxicas que no te respetan y que no pueden evitar mentirte

Una persona respetuosa merece ser respetada a cambio. Es así como se supone que ha de funcionar el respeto. Sin embargo, muchas veces en nuestra vida permitimos que haya personas que no nos respetan como merecemos, que nos mienten y se aprovechan de la confianza que depositamos en ellas para tratarnos como si fuéramos idiotas.

Deberías tener el suficiente respeto por ti mismo como para mandar a todos estos parásitos a tomar por culo y rodearte de gente en la que puedas confiar de verdad, porque mentiras y mentirosos hay en todas partes. Sin embargo, personas de verdad son mucho más difíciles de encontrar.


5. Las personas tóxicas que siempre te acaban haciendo daño

Las personas a las que mantenemos en nuestra vida son las personas que nos importan. O al menos así debería ser. Sin embargo, algunas de estas personas no pueden evitar causarnos dolor. Y el hecho de que puedan lastimarnos no hace más que recordarnos lo importantes que son para nosotros y todo lo que significan en nuestra vida.

Los seres humanos no podemos evitar hacernos daño entre nosotros. Sin embargo, cuando alguien lo único que sabe hacer es causarte sufrimiento, por más que te duela, debes alejarlo de tu vida.

El dolor solo merece la pena cuando te sirve para enseñarte una lección. El sufrimiento gratuito es de gente estúpida. Corta por lo sano con todo aquel que solo sepa cómo lastimarte.


6. Las personas tóxicas que no te aportan nada

Nuestro tiempo, como cualquier recurso, es limitado. Así que controla con quien lo compartes. Puedes hacer lo que quieras con él, con lo que tienes que tener cuidado es con quién lo haces. En cada momento de nuestra vida, estamos capacitados para mantener un cierto número de relaciones ya sea por falta de tiempo, recursos, ganas o energía que invertir.

Sin embargo, si todos estos recursos los estás invirtiendo en relaciones de amistad mediocres, acabarás creando una vida de medio pelo, rodeándote de gente que no te aporte nada. Así que lo mejor es que te distancies de todas ellas.


Deshazte de todos ellos como si de zapatos que te hacen heridas se tratasen, y cárgate con energías y un círculo de amistades íntimas que realmente merezca la pena.

Crédito de la imagen: Andrea Torres Balaguer