Las 50 cosas que te pierdes si nunca vives en el extranjero

1. Al vivir en el extranjero te darás cuenta de que en casa estabas encerrado en una burbuja de algún lugar de España, el país que nos ha dejado claro que los jóvenes lo tenemos muy difícil para encontrar trabajo.

2. Justamente un empleo es lo que, con más facilidad, podrás encontrar fuera. Quizás no será de lo tuyo, pero lo más importante es que aprenderás una forma distinta de trabajar y que lo harás en otro idioma.

3. Allí conocerás a gente de todo el mundo con caracteres muy diferentes al tuyo. Siendo personas con las que a lo mejor ni siquiera habrías hablado en casa, en el extranjero podrán llegar a convertirse en grandes amigos porque estarás más abierto de mente.

4. Aunque antes de eso te darás cuenta de que al intentar hacer amigos hablando en inglés parecerá que hayas olvidado los últimos cinco años de estudio.Vaya, que te sentirás idiota.

5. Pero no desesperes. Lo importante es que aprenderás que no hay día en que los italianos no coman pasta, semana en que los venezolanos no cocinen arepas y que los ingleses solo conocen las cervezas de medio litro.

Resultado de imagen de people trying talking in english gif

6. Hablando de alcohol, jugará un papel crucial durante tu experiencia. Una buena borrachera será la forma más fácil de ligar en inglés sin parecer idiota.

7. Resacas tampoco te faltarán. De hecho, serán más abundantes que la comida que habrá en tu nevera.

8. ¿Comida? ¿Quién ha dicho comida? Recuerda que la intensa vida social que tendrás para no sentirte solo provocará que a veces prescindas de comer con abundancia.

9. Te lo estarás pasando tan bien viviendo tu nueva vida que tampoco tendrás demasiado tiempo para cocinar. Será entonces cuando descubras el maravilloso mundo de los congelados (ironía ON). Se acabaron los cocidos y las paellas de tu madre. Sorry.

10. Bueno, esto último no es del todo cierto. El arroz valenciano también estará en algún restaurante o puesto de comida en la calle que intentará seducirte con un “Hola paella” o “Cocina española”. Aunque, en realidad, lo único que tendrá en común con la verdadera paella es su color amarillento. Nada más.

Imagen relacionada

11. La parte positiva de eso es que te aventurarás a probar comida que en España jamás habrías tocado, como platos de otros países que acabarás integrando en tu dieta.

12. Los descubrimientos irán más allá de la gastronomía al conocer nuevos estilos de música que te revelarán otras formas de sentir las canciones.

13. Al percatarte de que los bancos pueden estar abiertos cada tarde entre semana y los sábados por la mañana.

14. Que puedes ir al supermercado hasta las 11 de la noche. 

15. Que hay otros 1.000 tipos de café aparte del café solo, café con hielo, cortado y café con leche.

Resultado de imagen de coffee gif

16. Que no es necesario derrochar incontables cantidades de papel en los billetes de autobús y metro (sí, hay lugares en los que todo funciona de forma digital).

17. Y que el aceite de oliva tiene precios desorbitados fuera de nuestras fronteras.

18. Habrá momentos en los que mirarás al pasado y te sentirás inquieto/a por estar lejos de casa. Pero, al mismo tiempo, te invadirá una seguridad brutal por estar creando una nueva vida.

19. En el caso de que no termines lidiando con ello siempre podrás animarte a base de posts de Instagram con los que darás envidia a los amigos del pueblo.

20. Cuando los locales se percaten de que eres español querrán ganarse tu simpatía a base de expresiones como “hola guap@”, “sangría” o “¡ole!”.  Sí, puede que no te identifiques demasiado con eso, pero es la imagen que tiene nuestro país en el extranjero. Tú sonríe y saluda, que eso siempre queda bien.

Resultado de imagen de ole gif

21. Lo mismo ocurrirá con el fútbol. Gente diciendo “Barça” y “Madrid” serán otras de las constantes de tu experiencia, como si solo existiesen estos dos equipos y a todos los españoles nos gustara ver como un puñado de tíos corren tras un balón. Aun así tú contesta: “Messi, Messi” o “Cristiano, Cristiano”, y todos contentos.

22. Lo divertido sería reírte de ello con algún amigo/cómplice español. Pero si no cuentas con ello, no pasa nada. Fuera de casa te atreverás a ir solo a museos, salir de fiesta o viajar sin sentirte estúpido, y lo más importante es que  será mucho más guai de lo que esperabas.

23. Será allí cuando terminarás hablando tanto contigo mismo que, por fin, te conocerás de verdad.

24. Estar solo también hará que explores hasta dónde llegan tus límites, como los que puedes experimentar al intentar vivir con poco.

25. Que seas más valiente para ponerte ese sombrero de moderno que en el pueblo no gusta a nadie.

Resultado de imagen de hat gif26. Hacerte ese peinado loco.

27. Gritar al cielo canciones de Raphael sin tapujos  (“¿Qué pasará, qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche…”).

28. Criticar al Rey sin miedo a represalias.

29. Leer una revista española de cotilleos sin que nadie te juzgue con la mirada.

30. Mirar en bucle las galas de Operación Triunfo asegurando que es el programa estrella de España.

Resultado de imagen de la final de operación triunfo el cine gif

31. Ser libre de comportarte como te de la gana, no como se espera de ti.

32. O incluso poner en práctica esas actitudes, como ligar sin ningún complejo en medio del metro, que te dan vergüenza protagonizar ante personas que conocen tu pasado.

33. En cuanto a ti, también descubrirás lo graciosas que son para los extranjeros las palabras “joder” o “cojones” porque creen que tenemos un acento muy fuerte marcado por el sonido de la J  y la Z. Sí, no hay para tanto, pero a ellos les alucina.

34. Algunos se reirán de tu acento, pero habrá muchos a los que incluso les parecerá sexy. ¿¡WHAT!? ¿Español, sexy y hablando inglés? ¿Existen estas tres cosas juntas?

35. Ser sexy no será la única cosa que tendrás la oportunidad de adulterar. También podrás hacerlo con tu pasado inventándote lo que quieras: sobreviviste al ataque de un tiburón, una vez cocinaste un huevo frito encima de una tabla de surf y has rescatado a más de un gatito atrapado en un balcón.

Resultado de imagen de boy with a cat gif

36. Aunque, también hablarás más allá de la ficción al tener que justificar por qué hay un señor en Bélgica que quiere ser investido de forma telemática, por qué nuestro antiguo Rey dedicó su mandato a cazar animales (y a ligar) y por qué Mariano Rajoy sigue sin hablar inglés mientras a ti te lo exigen en casi todos los puestos de trabajo.

37. Al contar tu realidad a los que no la conocen, verás como aquello que en casa te da rabia, empieza a hacerte un poco de gracia.  

38. También valorarás lo que aquí das por supuesto: el cachondeo español, el sol y nuestra dieta variada.

39. Del mismo modo que lo harás con tus familiares, mascotas y amigos.

40. Y también con tu playa, parque o bar favorito provocando que cada vez que vuelvas disfrutes de ellos como nunca.

Resultado de imagen de dancing in a bar gif

41. A pesar de que nunca se debe justificar lo malo con lo peor, será inevitable que pienses que en España no estamos tan mal al percatarte de que hay lugares más corruptos que el nuestro y dirigentes a los que no les tiembla el pulso al ordenar una masacre. A su lado nuestros dirigentes protagonizan un juego de niños.

42. Aunque también puede ocurrir lo contrario. Que conozcas sistemas tan transparentes y que ofrecen una calidad de vida tan óptima a sus ciudadanos, que llegues a pensar: ¿por qué coño sigo en ese país de pandereta?

43. La escasez de dinero con la que viviréis tú y tus nuevos amigos, harán que optéis más por las actividades gratis. Será allí cuando veas que en los parques se hacen otras cosas aparte de fumar porros, como conciertos, barbacoas al aire libre y gente jugando, por ejemplo, a ruggby. Entonces será inevitable que te preguntes: ¿por qué desaprovechamos tanto los nuestros?

44. Las lavanderías es otro de los universos en los que te adentrarás. Puede que vayas cabreado porque no tienes lavadora, pero no todo tiene por qué ser malo. Quién sabe, podría ser el lugar en el que te enamores entre centrifugados y olor a jabón.

45. Esos romances y amigos que harás a lo largo del camino te harán saber que, en el futuro, tendrás una casa en varios lugares del mundo.

Resultado de imagen de meeting people around the world gif

46. Y, cuando ya te hayas labrado una nueva vida, te percatarás de todo lo que se debe hacer para empezar de cero, y sin ninguna duda, eso te hará más fuerte y te ayudará a valorar más las cosas.

47. Eso mismo, saber cuánto cuestan las cosas, también hará que seas más solidario.

48. Una actitud que te llevará, otra vez, a conocer a personas y realidades que te descubrirán nuevos mundos.

49. Con el tiempo el conjunto de vivencias por las que pasarás en el extranjero te hará entender que tu casa no es la que te ha tocado, sino la que tú decidas.

50. Después vendrá la mejor sensación de toda la experiencia: flipar con la idea de estar haciendo algo que nunca te creíste capaz de hacer.