El motivo por el que el próximo James Bond podría ser negro

Un tweet de Idris Elba ha avivado los rumores de 2014 que preveen que el actor sea el primer James Bond no blanco

El agente 007 apareció por primera vez en pantalla en 1962, interpretado por Barry Nelson en la película Dr. No. 56 años después y tras una veintena de películas, ya han pasado por el papel seis James Bond: Sean Connery, Roger Moore, George Lazenby, Timothy Dalton, Pierce Brosnan y Daniel Craig. Todos ellos con un rasgo físico común, son hombres blancos. Pero con la elección del séptimo James Bond, este patrón puede cambiar. Según apuntan los rumores, el británico Idris Elba podría conseguir el papel, convirtiéndose así en la primera persona no blanca que encarne a 007.

En 2019 se estrenará la nueva película de James Bond, y probablemente la última de Daniel Craig, que ya habrá cumplido las cinco que tiene estipuladas por contrato. Desde 2014 empezaron a surgir rumores de Idris Elba como su sustituto, y aunque nunca confirmó ni desmintió nada, aseguró que era “demasiado viejo” para el papel. Sin embargo, esta semana un tuit suyo que imitaba la famosa muletilla de James Bond, “mi nombre es Elba, Idris Elba”, volvió a avivar los rumores.

Aunque ha habido un estallido de euforia colectiva entre sus fans, muchos aseguran que es un troleo del actor y, por su parte, él mismo ha tuiteado unas horas más tarde “no os creáis todo el bombo”. ¿Estará jugando a burlarse de sus fans o solo quiere no generar expectativas antes de firmar un contrato? Sea como sea, parece que a los productores no les disgusta la idea de Elba como nuevo Bond. Según Barbara Broccoli, productora de las películas de Bond, “ya es hora de que un actor no blanco tome el papel”. Ya era hora.