Por Qué Todos Llevamos Un Personaje De "El Hobbit" Dentro

Mañana se cierra un ciclo, un ciclo que la generación milenial ha visto nacer, y ahora verá morir. Peter Jackson y todo el equipo dicen adiós a la Tierra Media, con ‘El hobbit: la batalla de los cinco ejércitos’. Hobbits, orcos, elfos, enanos y humanos se baten en la última y más épica de las batallas de esta serie que nos ha acompañado 13 largos años.

Más de una década en la que han pasado muchas cosas: a algunos nos ha dado tiempo a sacarnos una carrera, hemos asistido (y asistimos) a lo que se conoce como recesión económica, hemos visto nacer futuras reinas, y abdicar a otros tantos; también hemos visto nacer partidos políticos, y entrar en la cárcel a Isabel Pantoja. Pero, ¿qué tienen en común todos ellos? Todos llevan dentro un personaje de Tolkien. Puede que vengan de La Moncloa en lugar de La Comarca y que reinen en la Zarzuela en vez de en el Bosque Negro, pero de cualquiera de las maneras, todos, y quiero repetir el TODOS, tienen algo que ver con alguno de estos “hijos” del escritor.

He aquí algunas de las características que se han de cumplir. Tú, ¿con cuál te quedas?

Elfos

Dícese de esa especia siempre impoluta, limpia, pulcra y con una enorme capacidad para controlar sus sentimientos. Ya puedes estar enamorado hasta las trancas de alguien que no te corresponde, que tu padre, tu madre, tu primo y tu tía estén en contra tuya, que tú ni perderás la compostura en ningún momento ni te despeinarás y, por supuesto, no osarás desmelenarte, porque eres elfo. Carmen Lomana podría hacer a veces de elfa, porque si tenemos que elegir un Borbón como ejemplo está claro que Juan Carlos no nos vale... Así que, ¿por qué no te callas?


Orcos

Son feos/feas, destructivos, algo bastos en sus maneras, pero están en todas partes, los jodíos. Cuando menos te lo esperas sale un orco de la nada, y aunque pueda parecer mentira,su objetivo no es matar, eso es algo made in Peter Jackson que nos han metido en la cabeza. Su objetivo es más bien espabilar, que no te duermas en los laureles con joyas que no te pertenecen y cosas del estilo. Orco podría ser tu vecino de abajo, ese que llama a tu puerta para “espabilarte” porque no le mola tu música, y orco podría ser Pablo Iglesias, porque a día de hoy le tenemos hasta en la sopa, y espabilado es un rato…


Enanos

Los definen como leales, honestos y amigos de sus amigos, así que a fin de cuentas todos llevamos un enano dentro. Serviciales y poco agraciados, así son estas pequeñas pero guerreras criaturas, que dejan los complejos de lado y luchan por el amor que quieren, porque para eso son enanos. Así que más de uno debería aprender de estos personajes que no entienden de complejos, ni de peluqueros.


Hobbits

¿Quién no ha querido ser hobbit en algún momento de su vida? Vivir en esa comarca en la que solo se come y bebe, las casas son más cuquis que en el catálogo de IKEA, y el prado más verde que el cantábrico en primavera; y eso sin olvidarnos de esa capacidad para sobrevivir a cualquier tipo de herida de arma blanca, y en general, esa capacidad de salir ileso de cualquier catástrofe de dimensiones épicas. Aunque siempre nos dejan con las ganas del beso y de una historia de amor en mayúsculas, se les quiere igual, o me vais a decir que Frodo y Sam no tenían un rollo raro…

Crédito de la imagen: dgogostudios.com