Algo Huele Sospechosamente Raro En Esta Secta Que Rinde Culto A Los Gatos 

¿Qué pasa cuando mezclas experimentación espiritual, una líder carismática y vídeos monos de gatitos? Que nacen sectas como la que había detrás del refugio Eva's Eden en Columbia, Tenessee. Este grupo adoptaba y cuidaba de gatitos en público mientras en privado les rendía culto como seres divinos e idolatraba a su líder Sheryl Ruthven en peligrosos rituales. Las tensiones internas han hecho que algunos ex-seguidores cabreados de esta secta (conocida también como 'Fuego De La Libertad') saquen sus excentricidades a la luz en el medio Nashville Scene.

Obsesión gatuna

Sabemos que los vídeos de gatitos en Youtube enganchan, pero de ahí a creer que estos animales serán los salvadores de tu alma cuando llegue el apocalipsis hay una línea que la reverenda Ruthven cruzó antes incluso de traer a Columbia a sus fieles adeptos desde Washington. Los que siguen a esta mujer se han hecho llamar desde Oneness Foundation hasta El Fuego de la Libertad, y sus miembros han llegado a tener hasta 40 gatos en casa.

El único elemento religioso que se podía identificar en el refugio para gatitos era la diosa egipcia Bastet en su logo. Pero en realidad uno no podía tomárselo a la ligera. "Eva's Eden no es un club social cualquiera", escribió la líder en un e-mail. "Debéis entrar a este Templo de Dios con la reverencia que está sellada en sus paredes y en cada uno de los Felinos. Debéis entrar en un estado de Fascinación. Debéis observar a cada cliente atentamente... ¿será él el Elegido?"

Rituales e idolatría

Esta secta mezclaba todo tipo de creencias religiosas, desde el judaísmo hasta el budismo, y suponía que estos seres serían los salvadores que en el juicio final llevarían las 144.000 almas mencionadas en el Libro De La Revelación. Una de las más fieles seguidoras gatunas, Mary Gunderson, cuenta que al conocer a su 'profeta' Sheryl "tenía la impresión de haber encontrado aquello que había estado buscando toda la vida". Durante los rituales, Ruthven se pinchaba el dedo para verter su sangre en un cáliz del cual bebían sus seguidores, que creían que en ella se había reencarnado María Magdalena.

Líder espiritual y... dictatorial

Y en un contexto de tal normalidad te preguntarás, ¿qué podía ir mal en el edén de los gatetes? Pues según los antiguos seguidores de Ruthven, al final el culto se rendía más a su personalidad que a los felinos, y la fundadora empezó a echar a todo el que no estuviese de acuerdo con sus métodos. La gente adaptaba su vida a los dictámenes de su 'profetisa', dejando de lado incluso a sus familias (una mujer expulsó a su hija adolescente de la familia porque así se lo indicó).

Ahora algunos ex-adeptos cabreados se han organizado en una página de Facebook contra la secta, pero Eva's Eden borró su propia página a principios de agosto, cuando un periodista quiso contactarles. Antes de desaparecer del mapa negaron todas las acusaciones de los que llamaban haters. Querían incluso denunciar a sus enemigos por acoso, e intercalaban estas amenazas con vídeos de adorables gatitos. Está por ver si Sheryl y sus seguidores sacarán de nuevo sus uñas.