Fotografía: bésame, bésame mucho...el beso artístico de Jedediah Johnson

Son infinitos los beneficios que podemos obtener de un buen beso. Aunque algunos consideran un atentado contra el romanticismo realizar estudios que destripan la química del beso, estas investigaciones han sacado a la luz una buena cantidad de datos que corroboran que besar es muy, muy bueno para nuestra salud. Cuando besamos mejoramos nuestra higiene bucal con la cantidad de saliva extra que segregamos, quemamos calorías y activamos nuestro corazón aumentando el ritmo cardíaco; pero, por encima de todo, besar nos aporta una enorme sensación de bienestar.

Todo esto explica que los besos sean tan adictivos. De hecho, el deseo por besar tiene hasta un nombre científico: filemamanía. El beso es una droga natural porque, cuando nos besamos, liberamos oxitocina y endorfina en nuestro organismo, hormonas que relajan y hasta curan la depresión. Siempre querremos más, "bésame mucho" decía la canción. Y es que al final de nuestra vida nos habremos pasado una media de dos semanas, con sus 14 días y estos con sus 24 horas, besándonos. Ya sabemos qué es lo que nos ocurre por dentro, pero, ¿qué cara se nos queda después de un beso apasionado?

Encontramos la repuesta en The Makeout Project, uno de los proyectos del fotógrafo Jedediah Johnson, que se ha convertido prácticamente en un viral de Internet gracias a la espontaneidad de sus fotografías. Tras hacer un test de personalidad y sentirse muy identificado con los resultados, el artista se da cuenta de que, tal y como dice el test, a las personas como él les gusta coleccionar experiencias con otras personas. Y es así como decide que no hay mejor modo de inmortalizar sus interacciones que fotografiando a estas personas tras haber intercambiado algo tan íntimo como un beso.

Para dejar plena constancia del acto, el fotógrafo usa un pintalabios rojo para que el espectador se haga una idea de lo que acaba de ocurrir, aunque por la cara de los sujetos fotografiados ya te lo puedes imaginar de sobra. Su serie de retratos resulta verdaderamente fresca y sugerente. Vemos a los protagonistas como si nosotros ocupáramos la posición de Johnson, el brazo del artista sale desde detrás del objetivo para sujetar con suavidad a los individuos que, conmocionados por el beso que acaban de recibir, miran al objetivo, transmitiendo con sus ojos el torrente de sensaciones que acaban de experimentar. "Lo importante es que sienten, y eso es arte", explica Johnson.

No sé a vosotros, pero a mí me han entrado ganas de saber qué cara se me queda después de que me den un buen beso. Espero que no tardéis demasiado en averiguar cuál es la vuestra.

the makeout project 1 código nuevo

the makeout project 2 código nuevo

the makeout project 3 código nuevo

the makeout project 4 código nuevo

the makeout project 5 código nuevo

the makeout project 6 código nuevo | ©Jedediah Johnson 2013

the makeout project 7 código nuevo

the makeout project 8 código nuevo

the makeout project 9 código nuevo

Crédito de las imágenes: Jedediah Johnson