Farlopa, Porros Y Setas: Drogas Y Videojuegos

Hay quien siempre se queja de lo violentos que son los videojuegos. Yo suelo contradecir sus pobres y débiles argumentos, pues siempre he pensado que violencia hay en todas partes y que lo importante es la madurez mental del individuo así como su capacidad para discernir entre realidad y ficción. Pero mira, hoy me he levantado con vocación altruista y he decidido ayudarles un poco en su cruzada contra el entretenimiento digital, así que he hecho un compendio sobre videojuegos y drogas. Pero no drogas buenrollistas y harrypotterianas como la felicidad, el amor en verano, la sonrisa de un niño u otras basuras romántico-adolescentes. No, camaradas.

Os vengo a hablar de auténtico vicio en el mundo virtual: cocaína, porros y setas, de esas que una vez un amigo tuyo se tomó en Ámsterdam y ya nunca fue el mismo.

Cuidado con esas movidas, amiguitos y amiguitas, mucho cuidado que es como votar al PP: las consecuencias pueden ser irreversibles. En fin, vamos allá.

Chupitos de whisky en el Red Dead Redemption

Empezaremos flojo y luego iremos subiendo de grados. Primero alcohol y luego ya veremos: es nuestra droga puente del día, como cuando tus padres/profesores te decían: "se empieza por los cubatas, luego los porros y luego se acaba viviendo debajo de un puente".

El caso es que Red Dead Redemption es un juegazo de mundo abierto (sandbox, para los entendidos) ambientado en el Lejano Oeste.  Encarnas a John Marston, bandolero reconvertido en padre de familia. Como buen cowboy, entras al Saloon y te enchufas chupitos de güiski hasta hacerte polvo. Algo parecido pasa con los jovenzuelos que me encuentro en el metro a las 21.00 de la noche, papadísimos, tambaleantes y molestamente ruidosos, de esos que me hacen odiar el sector más joven de la raza humana fugaz pero intensamente.

Tengo un colega que cuando bebe se pone igual. Creo que todos lo tenemos.


Porros/bongs en Saints Row

Este sucedáneo colorista y alocado de Grand Theft Auto te permitía hacerte unos petillas sin ninguna clase de reparo. También podías darle al bong. Lo bestia es que toda la shit la compras en una tienda. Como en Holanda. Por cierto, ya que hablamos de la legalidad del cannabis os propongo un reto:

- Escoja la respuesta correcta a estas preguntas. Encontrará las soluciones al final de la página:

1) ¿Cuánto dinero genera en impuestos la venta de cannabis en Holanda al año?

a) 50 millones de euros.

b) Nada, es una pregunta trampa, no genera impuestos.

c) 400 millones de euros.

2) ¿Para qué se recetaba antiguamente la marihuana en China?

a) Desde el 2700 a.C. se usa como remedio para el dolor de espalda.

b) En China no se tomaba marihuana.

c) Para curar la impotencia.

3) La palabra asesino deriva de...

a) Hashsashin, que significa consumidor de hachís, una de las sectas de asesinos más temidas de la historia cuyo nombre responde al hecho de que consumían esta droga sistemáticamente.

b) Assassin's Creed, un juego que sale anualmente y que la comunidad de usuarios ha dejado de respetar tras el fiasco de la última entrega (esta no es, pero es que yo fui de los que se lo compró y quería vengarme).

c) Shishino, que significa literalmente 'Fumador de Pelusa', una secta originaria del municipio italiano de Pomaret que se dedicaba al asesinato por encargo a cambio de la entrega de esta droga.

Míralo, fumando droga como en Callejeros.


Rayas de algo parecido al speed/coca en The Warriors

En este juego de peleas basado en la mítica película de bandas, te puedes hacer una filas/rayas/clecas/gambas de una sustancia conocida por el nombre de flash. Después de hacer un debate en la redacción, creemos que puede ser algo parecido al speed, es decir, anfetamina, una droga estimulante del sistema nervioso central que se consume por la nariz (corred a decirle a vuestros padres lo que habéis aprendido hoy en Código Nuevo). Este veneno pal body no te dejará dormir, algo así como Bárcenas a Rajoy. En The Warriors, cuando te enchufas flash se rellena tu barra de vida. La moraleja que se desprende de este juego: si te metes en peleas, al menos drógate, que no te dolerá tanto.


Super Mario y las setas

Admitámoslo: un señor con sobrepeso con un trabajo por debajo de sus capacidades (fontanero) se toma unos hongos que le hacen más grande o le dan poderes especiales como volar o lanzar fuego para poder enfrentarse a unos malvados reptiles que han secuestrado a la princesa de sus sueños. ¿Apología a las drogas, no?

Cuéntale eso al juez, Mario. A ver qué te dice, Mario. Tomas drogas, Mario, y abusas de ellas. Paga la coca, Super Mario, primer aviso.

Por cierto, solo como curiosidad: Mario se llama así en honor a Mario Segali, el dueño de las oficinas de Nintendo América. Chúpate esta, Wikipedia.

No lo hagas, Mario, no lo hagas.


Bonus track: una aplicación para esnifar cocaína

Esto lo he encontrado por la red y no he podido evitar ponerlo en el artículo. Es una app para simular que te haces rayas de coca. En fin, ya lo he visto todo. Buenos días, caballeros y caballeras.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Respuestas a las preguntas:

1.c / 2. a / 3. a