¿Qué Fue De Los Emos? ¿Se Suicidaron Todos?

Los emos, esos chavalillos que solo podían ver con un ojo y vivían en estado de bajón permanente, se esfumaron casi de un día para otro sin dejar rastro... ¿Dónde fueron a parar?

Por si alguien se perdió este capítulo, el estilo emo debió llegar a España en torno al 2005, empezó a expandirse en 2006, lo petó bastante en 2007-2008 (más o menos) y para 2009 todo el mundo estaba fingiendo que nada de eso había pasado. Escuchaban música de gente que andaba muy puteada y gritaban como si les estuvieran sacando las vísceras para demostrar su dolor. Sus hábitats naturales eran Fotolog y Myspace.

La característica principal de los emos era que nadie podía tener ni puta idea de cuál era su cara, ya que tenían un flequillo tipo lona de camión tapando media faz, metían un brillo y un contraste a las fotos que hacía que desapareciera hasta su nariz y se marcaban unos planos picados que poco más y se enfocaban a la coronilla. Muy artístico todo.

Muy artístico todo.

Y al igual que los movimientos artísticos, los emos alcanzaron un estilo decadente que poco tenía que ver con las pintillas medianamente aceptables del principio. Ilustremos este proceso:

Estos son emos de la primera etapa, flequillazo, piercings y un poco de maquillaje, pero relativamente discreto y fácilmente integrable en la sociedad. Chicos y chicas llevaban básicamente el mismo look.

En poco tiempo la cosa se fue de madre, empezó a ser una competición de a ver quién era más original que quién. Llegó el rollo scene (la digievolución de los emos) y la peña se ponía estas pintas. El que llevaba más kilos de extensiones y mierda en la cara era el más molón.

La moda pasó y un montón de gente se vio en la necesidad de renacer en un nuevo concepto de peñita alternativa y guay. Los emos no murieron, no se suicidaron como decían que iban a hacer, solo cambiaron sus ropajes para reinsentarse en la sociedad sin levantar sospechas.

¿Quién puede ser un ex emo?

Chicas tumblr: modernas y góticas de palo

Muchas de las emos y scenes pasaron después por una etapa neo pin up que duró exactamente hasta que volvieron a ponerse de moda los 90; cambiaron el pintalabios rojo por el morado y el negro, y llevan un mix entre grunge, negro del Bronx y bruja de American Horror Story. Pesar menos que un paquetillo de jamón cocido es casi requisito esencial, y tener la mitad del pelo de color pastel son 1000 puntos en la escala Tumblr de molar.

Esta chavala tan bien parecida podría ser una ex scene anónima.
Esta chavala tan bien parecida podría ser una ex scene anónima.


Hardcoretas

Han cambiado los flequillos por la gorra plana, pero nunca perdieron el gusto por los grupos que gritan muy fuerte. El look hardcoreta es algo así como de niño mayor, a poder ser niño mayor y forzudo, con pantalones pirata, Vans y calcetines demasiado obvios. Han superado su etapa depresiva de niños emos, están llenos de energía, y la demuestran corriendo en círculos y pegando patadas y puñetazos al aire en los conciertos.

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=e6B2tibAz_g[/embed]


Hipsters culturetis

El pelo ni se crea ni se destruye, solo se desplaza, y si no fijaos en la piscina en la cantidad de pelo que tienen los señores calvos en la espalda. Lo mismo pasó con algunos emos, que ahora en lugar de llevar un flequillo del tamaño de un filete empanado se han dejado una barba de auténtico ermitaño. Su característica principal es la de abrigarse de forma desproporcionada e ilógica. Por ejemplo, un buen hipster lleva gorro de lana y camiseta de tirantes, o un abrigo muy contundente pero los tobillos bien ventilados con sus pantaloncitos arremangados.

Quién sabe si este chico no fue en su día xX_Emo_Boy_Suicidal_4_Love_Xx.


Por eso, cuando inspeccionéis el Facebook de alguien y veáis que no tiene fotos anteriores a 2010, ya podéis empezar a sospechar.