9 Clásicos Que Ocurren En Las Fiestas Navideñas

La Navidad, una época del año que unos adoran y otros odian a muerte. A algunos les encantan todas las cosas que rodean a estas fechas: que se incremente la solidaridad entre las personas, decorar la casa con adornos altamente inflamables, reunirse con la familia y amigos, comer polvorones, etc. Y al resto es precisamente eso lo que les hace vomitar. Bueno, ponerse "morao" de croquetas también.

Sin embargo, cada año es lo mismo. Costumbres, tradiciones y platos típicos que solo pruebas de diciembre en diciembre. Lo que está bien, sobre todo para tu salud. Pero, además de estas cosillas, hay una serie de clásicos navideños que se repiten año tras año y sin los que la Navidad no sería lo que es:

1. El "bonito" regalo del amigo invisible

El amigo invisible. Una excusa para tener un regalo más estas navidades y a la vez complicarte la vida pensando en qué "coño" regalarle a esa amiga que ya te ha tocado tres años seguidos y que además tiene de todo. Pero tú, a pesar de pensar durante días en qué puedes comprarle, fiel a ti mismo y a tus costumbres navideñas dejas para última hora la misión de encontrar el "regalo perfecto"...


2. El ropopompón

Raphael es Dios. Sin él, la Navidad no existe. He dicho.

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=2q5gBJUc7Kk[/embed]


3. Atragantarte con las uvas

Porque en Nochevieja nunca, nunca, nunca, consigues acabarte las uvas a tiempo... Ni tomándolas peladas y sin pepitas.


4. Que tu vecino aparezca vestido de Santa Claus

¿Quién no se espera una visita de estas características mientras está cenando tranquilamente con su familia en el salón de su casa?


5. Las pelis navideñas desde noviembre

Es domingo, noviembre y aún luce el sol; de hecho, podrías irte a la playa si no fuera porque estás de resacón y la playa no te pilla lo suficientemente cerca de casa. Así que decides poner la tele después de comer, pero lo único que ponen son truños con argumento navideño del tipo "Corazón de Navidad", "Milagro de Navidad", "Busco pareja por Navidad"...

Ello lo único que consigue es que te vuelvan a entrar ganas de beber.


6. Ponerte vestido en Nochevieja aunque nieve

Porque da igual que estemos a tres grados bajo cero y se hayan formado placas de hielo. Es Nochevieja y te vas a poner un "chochivestido", medias de rejilla y zapatos de tacón. No te importan las consecuencias, tú vas a arrasar en el cotillón. Eso sí, si el día 1 además de con resaca te levantas con las medias rotas, el vestido por encima de la cintura y una infección de orina, no te quejes. Haberte abrigado, ya te lo dijo tu madre.


7. Fotografías vergonzosas en Facebook


8. Ver a todos los miembros de tu familia a los que respetas borrachos

Con la corbata en la cabeza, un gorro de Papá Noel y bailando reggaeton, o la lambada. Bueno, no sé qué bailan, pero al menos lo intentan. Pero tú tranquilo, mientras no le den al "dembow", no te quedarán secuelas psicológicas graves.


9. Engordar

Porque si hay algo que está claro es que vas a acabar estas fiestas con menos dinero, pero más gordo.


¡Felices fiestas!

Crédito de la imagen: Tumblr