7 Lugares Para Relajarte Antes De Volver A La Rutina

Se acaba el verano, y ello implica la vuelta a la rutina. La oficina o las clases están esperando a muchos mileniales y sabemos que el regreso será duro. Pero tienes que asumir la realidad: las vacaciones se acaban. Por ese motivo, lo mejor es llegar relajado para adaptarse lo mejor posible. Si te has pasado el verano de fiesta en fiesta, recorriendo rincones escondidos o practicando todo tipo de deportes, probablemente necesites distenderte antes de volver al día a día. Descansa y libera adrenalina antes de volver a la rutina del trabajo o del estudio. Por eso, te proponemos varias alternativas muy diferentes: lugares muy dispares para que te relajes antes de regresar a la rutina.

 Terapia rompe-todo

Existen empresas en las que pagas por romper todo lo que te encuentres en una sala. Haz añicos los jarrones, da patadas a las puertas, parte muebles con un hacha... ¿Hay algo más relajante que eso?


Beer-bike

Combina todo lo que te gusta en una sola actividad: amigos, deporte, turismo y cerveza. Puedes recorrer con quien quieras las calles de una ciudad mientras te sientas en una barra y bebes cerveza. El asiento incluye unos pedales, de modo que de ti depende avanzar o quedarte parado sobre el asfalto.


Cluedo real

¿Recuerdas este juego de la infancia? Pues ahora puedes hacer un Jumanji y meterte dentro del propio juego. Todo transcurre en torno a una historia: se ha cometido un asesinato y hay que descubrir quién es el responsable. Para ello, tendrás que vestirte y actuar como un personaje más. Dale al coco para seguir todas las pistas y resolver los enigmas que vayas encontrando.


Bubble-fútbol

Suelta toda la adrenalina que llevas dentro echando un partido de fútbol original. El objetivo sigue siendo marcar el mayor número de goles posibles, aunque la diferencia está en cómo conseguirlo. Los futbolistas están enclaustrados en una bola de aire que les cubre de cabeza a rodillas, de modo que puedes lanzarte en plancha, rebotar o rodar, literalmente, para ser el pichichi del partido.


Lanza-tartas

Admítelo, ¿cuántas veces has tenido ganas de lanzar un tartazo a tus amigos o enemigos? Si siempre te has contenido, ahora tienes la oportunidad de resarcirte. Algunas empresas organizan esta divertida actividad para liberar tensiones. Y si te sabe a poco, cuando termines podrás darle un homenaje a tu paladar con todo lo que haya sobrado.


Canta tu musical

Si en los cines o teatros nunca te han dejado cantar a pleno pulmón porque debías mantener silencio, entonces tienes que ir a una de estas salas que están hechas para ti. Se llaman Sing along, y allí básicamente todo el mundo canta junto. Grease, El Rey León, Mamma Mía... Saca tu vena más artística sin vergüenza alguna porque seguro que te sabes todas las canciones, y si no siempre podrás leer las letras subtituladas.


Bola en la piscina

Métete dentro de una bola de plástico antes de zambullirte en una piscina. Si quieres jugar con el equilibrio, la infinidad de posibilidades es alucinante. Empieza por una carrera y pasa por jugar a derribar a tus compañeros, haz equipos para meter la pelota dentro de una portería o incluso atrévete con saltos y piruetas. Si no te caes, serás un crack.

Crédito de la imagen: eboca.com