6 planes para romper la rutina de hacer siempre lo mismo el fin de semana

Hay muchos planes que hacer durante la mañana y que te dejarán tan agotado que tus pies irán solos hacia esa merecidísima sesión de tardeo, dispuestos a no moverse de la terraza hasta que te acabes tu combinado con Coca-Cola Signature Mixers

El tardeo. Sentarte con tus amigos a tomar algo en esas horas muertas después de comer y antes de la cena. Probablemente muchas de vuestras mejores experiencias han pasado en esos momentos en los que, acompañados de una bebida en una terraza, profundizáis sobre la vida, el amor y vuestros planes de futuro. Cada vez hay más opciones de bares y bebidas, ¿por qué quedarse con una cerveza cuando puedes tomar un cóctel con sabores nuevos como los mixers de Coca-Cola Signature Mixers?  

Si queréis convertir la experiencia del tardeo en un plan inolvidable cada fin de semana, hay muchas actividades matutinas y diurnas que complementarán la jornada. Por si te has quedado sin ideas, estas son seis cosas que puedes hacer en ciudades de toda España antes de acabar rendido con tus amigos alrededor de la mesa de un bar.

Arte independiente en tu ciudad

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Victoria Miro (@victoriamirogallery) el

Todos conocemos los grandes museos españoles. El Guggenheim de Bilbao. El Prado o el Reina Sofía de Madrid. El Belles Arts de Valencia. Probablemente ya hemos estado en todos, así que, aunque nunca está de más repetir, si lo que queremos es evitar la rutina y crear planes nuevos que coronar en una sesión de tardeo, toca mirar hacia las galerías más pequeñas y desconocidas. En grandes ciudades las opciones son muchas: Barcelona tiene el MEAM o la Blueproject Foundation. En Madrid está La Casa Encendida, La Juan Gallery o la Swinton Gallery. Pero las capitales provinciales también tienen pequeños museos modernos, diferentes e imprescindibles. En Cuenca, por ejemplo, la Fundación Juan March, una colección increíble de arte abstracto. O en Salamanca, la emblemática Casa Lis y el Domus Artium 2002.

Visita la naturaleza que te rodea

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Turismo Reyno de Navarra 🧳 (@turismonavarra) el

Durante toda la historia del arte, entrar en comunión con la naturaleza era una actividad igual de elevada culturalmente que encerrarse en un museo. Reconectar con el verde y alejarte de las multitudes con las que vives encarcelado entre cemento, metal y cristal es una necesidad desde hace siglos. Por eso se hace tan necesario de empezar el día respirando el aire puro de toda esa naturaleza que tenemos a menos de una hora en tren o coche de la gran ciudad. Entre muchos otros, en Madrid está el parque Cuenca Alta Manzanares; en Granada, la Sierra Nevada; en Pamplona, la Selva de Irati y en Oviedo, el parque Ubiñas-La Mesa. Además, ¿qué mejor sensación que, después de recargarte las pilas entre árboles y hacer la fotosíntesis rodeado de verde, sentarse en una terraza y seguir de cháchara hasta bien entrada la noche?  

Películas y cine de autor

Está claro que hay cosas más allá de los éxitos taquilleros del momento. Fuera de las grandes salas de cine de tu ciudad hay películas locales e internacionales menos ambiciosas en cuestión de presupuesto pero igual o más de exigentes a nivel moral, intelectual y artístico. Seguro que os darán un gran tema de conversación en el tardeo posterior. Las salas son innumerables. En Madrid, Artistic Metropol y la Cineteca. En Barcelona está el Phenomena y el Verdi. En la ciudad condal también tienen una Filmoteca, al igual que en Zaragoza, Murcia o Valencia, entre otras ciudades.

Un poco de ejercicio físico 

¿Qué mejor sensación que llegar del gimnasio a casa, después de estrujarte los músculos, y tumbarte en el sofá? ¡Pues sentarte en un bar y pasarte lo que queda de día en modo tardeo! Por supuesto, ir al gimnasio está muy visto, pero eso no quiere decir que no haya actividades para hacer en grupo que os hagan sudar durante toda la mañana y os dejen la boca fantaseando con vuestro combinado favorito bien frío. En Madrid está el Forestal Park Madrid, un parque de tirolinas, escalada y actividad física en el bosque para todas las dificultades. Del mismo estilo está el HontzaExtrem, en Bilbao.

Otra manera de sudar de forma increíble y, además, revivir tu infancia, son los chikiparks para adultos (sí, en serio). Con media hora jugando en bolas (de la piscina, claro) tendrás suficiente para darte cuenta de que ya no estás tan joven como creías. En una rápida búsqueda de Google encontrarás los que hay por toda la Península, desde Galicia hasta Andalucía. En Tarragona tienes la versión extrema de estos: el Xtreme Park, una recreación de las pruebas chunguísimas a las que sometían a los concursantes de Humor amarillo. ¿Podrás saltar por los troncos sin caerte de cara?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Barcelona Axe Throwing (@barcelonaaxethrowing) el

Más al norte, en Barcelona, puedes apostar por el nuevo deporte de moda: el lanzamiento de hachas. Las instrucciones son fáciles, tienes un objetivo a unos metros al que, valiéndote de tu puntería, debes lanzar un hacha. Sacarás toda tu adrenalina. En la misma línea, en Murcia está el Shooting Club Torrevista, un club de tiro al plato. Y si quieres disparar pero te da un poco respeto, vete de paintball: es inofensivo (bueno, algún moratón te dejará) y puedes multiplicar la diversión disparando a tus amigos. El más famoso es el Palacio del Paintball, en Sevilla. 

Pasa el rato con animales

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Pat Educadora Canina (@pateducadoracanina) el

Nada que te suba el ánimo como abrazar un gatito o un perrito. Eso explica, en parte, el boom de los cafés con animales (La Gatoteca en Madrid o El Passatge dels Gats en Valencia son un par de ejemplos). Si queréis llegar al tardeo llenos de dopamina, la hormona de la felicidad, tras pasar la mañana rodeados de acompañantes peludos, alejando las penas a base de acariciar un lomo, hay muchas opciones en toda España. Por ejemplo, existe el cat-yoga. Sí, es yoga rodeado de gatos. Lo hacen en el Cat Relax de Alicante, entre muchas otras ciudades. En Girona también existe el doga (dog + yoga). Lo mismo, pero con perros. Lo hacen en el Mas Torrencito, una masía a las afueras de la ciudad, cerca de Figueras. Y si prefieres echarte un chapuzón (aunque ahora que se acerca el frío no apetece demasiado) está el Aquapark Canino Perros al agua, a las afueras de Barcelona. 

Piérdete en una Scape Room

Finalmente, las Scape Room. Desde que lo petaron hace unos años, no han dejado de estar de moda. Es un plan divertido en grupo que, en ocasiones, exige mucha destreza mental. En prácticamente todas las ciudades españolas están presentes: desde las clásicas de un enigma, hasta las que son de miedo o realidad virtual. Es cuestión de googlear y encontrar cuál de toda la oferta de tu ciudad se adapta mejor a vuestros gustos. ¿Que queréis susto? Una de terror. ¿Que queréis romperos la cabeza? Una de evasión. ¿Que preferís una que genere ansiedad? Una a contrarreloj. Las opciones son infinitas. Y una vez acabéis, sentiréis que vuestros pies van solos hacia ese merecidísimo tardeo, dispuestos a no moverse de la terraza hasta agotar los cócteles de Coca-Cola Signature Mixers.

-----------------------

Artículo en colaboración con Coca-Cola Mix.