Los 5 Personajes Que Intentarás Evitar En La Playa

Si todavía no estas de vacaciones seguro que falta bien poco para que lo estés y solo piensas en que llegue el día para poder irte a la playa a torrarte como un langostino y a disfrutar  de la brisa marina, ya sea en familia  o con tus amigos.

¿ A quién no le gusta la playa? Es un lugar genial para descansar, refrescarse, hacer deporte o lo que te de la gana. Y este es el problema, que TODO el mundo va a la playa en verano, y lo más normal es que encuentres personajes de lo más pintorescos, pero hay algunos que se llevan la palma.

La abuela de oro

Esta señora es una habitual del verano. Es una mujer segura de si misma y sin tapujos, que a pesar de estar arrugada como una pasa, muestra su cuerpo serrano como si tuviera 20 años. Es normal, vivió la época del destape y todavía sigue viviendo en los 70. No solo eso, sino que está más morena que tú que llevas desde abril arruinándote en las cabinas de rayos uva.

El vigilante

 Este personaje no es socorrista ni mucho menos. El vigilante es  el típico abuelito con barrigón cervecero que está pendiente de todo aunque no lo parezca. Siempre está en la orilla de pie y como mucho se moja las muñecas, para que no le de un corte de digestión. Tiene frases típicas como ¡ Cuidao niño! o ¡  No te tires de ahí ¡

El hombre de las frutas

El hombre es un hombre normalmente más tostado que la abuela de oro, que se pasa el día dando voces en un idioma.. digamos, muy internacional. No habla inglés pero sabe como suenan todas las frutas que lleva en la cesta que según el son “ananas” “basamalona”, pero aunque se le critique, todos entendemos perfectamente lo que tiene para ofrecernos.

Los niños coñazo

No llegará el día en el que no te los encuentres. Tú estarás tan tranquilo tirado en tu toalla y derrepente sentirás como  se te llena la cara de arena porque los niños no tienen otra cosa que correr justo entre tu toalla y la del vecino. Eso sí sus padres están tan tranquilos mientras ellos impiden que tengas tu rato de relax.

El del chiringuito

Este es una celebritie. Normalmente se llama Pepe o Juanito, y es el alma del verano. Lleva 40 años haciendo los mismos platos combinados, pero cuando te sientas a comer, te los explica como si de “nouvelle cuisine” se tratara. Normalmente lleva la camisa llena de lamparones porque el pobre no para,  y si eres habitual de su chiringuito, seguro que se sienta contigo a tomarse un café y contarte las mismas batallitas que hace 20 años.