5 Cosas Absurdas Que No Tienes Pero Que Molaría Tener

Reconozcamos que no tenemos más cosas de las que tenemos porque nos da miedo que nos tachen de síndromediogenIstas (la palabra no existe, me la acabo de inventar). Eso, o porque nos da vergüenza reconocerle al mundo que somos un poco frikis y que en nuestro baúl de los recuerdos estaría genial encontrarnos con cosas absurdas que formen parte de nuestro yo más profundo. Por si hay dudas, ahí van cinco ejemplos de cosas absurdas que seguro que no tienes pero que algún día te molaría tener. ¡Empezamos!

1. Una tostadora Selfie

¿Quién en su sano juicio no querría comerse las tostadas por la mañana con su carita en relieve? Va, por favor, seamos sinceros. A todos nos encantaría el arte de ver nuestro rostro en un trocito de pan recién tostado acompañado de zumo naranja natural recién exprimidito. Así, además, tienes la excusa perfecta para invitar a tus primeras (o segundas o terceras) citas a desayunar a tu casa. Ya no tendrás que etiquetar a tus amigos en Instagram para que te recuerden: tostadita  de selfie.

2. Aparato para poner los puntos sobre las íes

Que no hombre, que no nos la coláis. Os morís por este fabuloso aparato en el que podréis poner (y bien claritos) los puntos sobre las íes. No puede ser que vayamos por la vida descuidando los pequeños detalles. Lo que va primero va primero, y el estilo ortográfico es tu carta de presentación más importante, y lo sabes. Y así, bueno, ya podrás ponerte serio con los colegas y decirles que en casa tienes lo que hay que tener para dejarlo todo bien clarinete.


3. La taza guardagalletas

Sorbito de café y galletita. Ya no tendrás que buscarlas de entre los armarios, ni se te caerán al suelo. Y lo más importante: ya nadie podrá robártelas porque estarán bien resguardaditas en el rinconcito explícito para ellos. No digáis que no es cuqui.


4. Manga Tatuajes para el brazo

Para los amantes de los tatuajes, ¿quién no querría un set de mangas para el brazo con tus diseños preferidos? Combina todos los estilos que quieras, ponte el mismo siempre (pero lávalo regularmente) o escoge según tu estado de ánimo. ¡Será por posibilidades!


5. Almohada antifaz 'Descansa donde quieras'

Este mola mucho. Sobre todo ahora de cara a los exámenes o para echarte una cabezadita en clase sin que se note. Si viajas mucho también puede servirte. La mecánica es muy sencilla: te lo pones en la cabeza, incluyes los brazos por los orificios oportunos destinados a ello y que Morfeo llegue a ti de la forma más suave posible. El mundo a veces puede ser maravilloso, ¿no?