13 Verdades Que No Reconocerías Ni Con Un Detector De Mentiras

Hay cosas que son indiscutibles en esta vida; hechos que son innegables desde que el mundo es mundo. Verdades tan ineludibles como cuando dices "venga, una más y me voy a casa" (sabes que vas a acabar yendo de empalmada a trabajar); o situaciones embarazosas en las que vas a preferir que te tragase la tierra como cuando tu madre te encuentre las drogas aunque las escondas dentro de un calcetín en el compartimento secreto del tercer cajón de tu armario, y realidades tan tristes como que vas a tener que acabar compartiendo piso aun cuando te cases si no quieres vivir en casa de tus padres hasta el fin de tus días.

Sin embargo, hay otra serie de verdades, que por más que sepamos que son universales, seríamos incapaces de reconocerlas ni aunque el detector de mentiras nos explotase en nuestra cara:

1. Los hombres también lloran... No por amor, sino por cosas realmente importantes como que su equipo de fútbol pinche 7-0 en una final, o que sea domingo, las 3 de la mañana, se les haya acabado la cerveza y no haya un 'paki' en un área de 5 km a la redonda.

2. Las mujeres también ven porno, solas y en compañía, y además les gusta. Y sí, se masturban.

3. Cuando una mujer sale a beber con amigas y te llama borracha es que está coladita por ti. Pero si apaga el móvil... es mejor que te vayas buscando otra novia.

4. Las mujeres nunca se equivocan, e incluso cuando se equivocan, llega un punto de la discusión en que vuelven a tener la razón. Verdad universal.

5. Subes fotos a Facebook en las que tus amigos salen como el culo, solo porque tú sales bien.

6. Tu sonrisa en las fotos de fiesta suele ser inversamente proporcional a cómo te lo estás pasando.

7. Esos vaqueros te sientan genial, pero tu mejor complemento para salir a ligar es tu amigo/amiga poco agraciado/agraciada.

8. Cuando estás esperando el ascensor y escuchas la puerta del portal abrirse, rezas para que el ascensor se abra antes de que nadie vea que estás allí, tan solo por no tener que interactuar con algún vecino. Antisocial.

9. Cuando recibes un whatsapp lo lees antes en la pestaña de notificación, y ya si eso, dependiendo de quien sea, contestas.

10. Gastas una media de 12 minutos en las sucesivas repeticiones de cada selfie, un tiempo que nunca más vas a recuperar. 

11. Las ganas de reventar bocas cada vez que te contestan con un "ok" o un "jajaja"

12. En realidad no te has leído a ninguno de los autores que citas en todas tus publicaciones. De hecho, no sabes ni quienes son.  

13. El 90% de las chorradas que subes a Facebook solo es con un objetivo: que él/ella lo vea. 

Crédito de la imagen: schwinden.com.br