Intentan ridiculizar a Jennifer Lawrence por ir borracha y ella queda como una reina

Es mundialmente famosa, archi-millonaria, tiene un Oscar... pero, sobre todo, es una chica de 26 años que disfruta divirtiéndose con sus amigos y liándola como cualquier persona de su edad. El portal de noticias sensacionalistas Radar Online quiso ridiculizar a Jennifer Lawrence publicado en su web un vídeo robado en la que la actriz baila desinhibida —y borracha— en un club de striptease. Ocurrió en Viena, donde Lawrence graba estos días la película Red Sparrow y donde se reunió con su pandilla para celebrar el cumpleaños de uno de sus mejores amigos. Y, ¿cuál ha sido la respuesta de la protagonista de Los Juegos del Hambre? Seguramente, una que los responsables de Radar Online no esperaban.

"No voy a pedir perdón, me lo pasé BOMBA esa noche". La actriz quitaba así hierro al asunto ante el revuelo que su vídeo originó en las redes. Millones de personas vieron cómo se contorsionaba, como se revolcaba por el suelo y peleaba por mantenerse en pie, mientras bailaba con un amigo y se quitaba la camisa. El portal llega incluso a reproducir opiniones de algunos testigos, que apuntan a que "Jennifer se arrastraba a cuatro patas alrededor del escenario y se agachaba para que los hombres se divirtieran".

Y la respuesta de Lawrence no queda allí. Además de no pedir perdón por haberse divertido, ella explica que "a nadie le gusta que Internet le recuerde que trató de bailar en una barra de stripper", pero que había rebajado su nivel de alerta paranoia por un segundo para pasarlo bien. Y aclara: "Lo que llevo no es un sujetador sino un top de Alexander Wang; y no voy a mentir, creo que bailé bastante bien. Incluso sin tener fuerza abdominal", en un ejercicio de normalización de lo más completo.

Una buena forma de dejar claro que, efectivamente, es una joven de 26 años a la que, como a todos, le gusta la fiesta.