La Playboy alemana rompe tabúes con una modelo trans en su portada

El mundo está cambiando y, cada vez más a menudo, oímos y vemos cómo las personas trans y de género no binario consiguen los derechos por los que tanto han luchado y empiezan a formar parte de las portadas de las revistas. La última en hacerlo ha sido la modelo transexual de 21 Giuliana Farfalla, que ha salido en la última portada de la revista Playboy alemana que salió ayer a la venta. Con su posado Farfalla rompe los tabúes sexuales de muchas generaciones.

Meine Lieben, ich bin auf dem aktuellen Playboy-Cover und super stolz auf das Ergebnis. Ich hoffe euch gefällt das Cover genauso gut wie mir. 🐰 #playboy #playboycover2018

A post shared by Giuliana Farfalla (@giuliana_farfalla) on

“Es una mujer muy especial y un bello ejemplo de lo importante que es luchar por la autodeterminación”, ha escrito sobre la modelo el redactor jefe de la publicación, Florian Boltin. Farfalla, que aspira a ser conocida por ser una modelo de éxito y no por ser transexual, aparece desnuda y vistiendo solo un tanga blanco con su larga melena rubia suelta. Actualmente es conocida en su país por haber participado en la última edición el concurso televisivo “la próxima top model de Alemania” y ser, próximamente, parte de los concursantes de un reallity al estilo 'Supervivientes'.

Tal como detalla Playboy, la modelo nació en la región de Breisgau, al sudoeste del país, con el nombre de Pascal Radermacher. Siempre se sintió mujer a pesar del género que se le había asignado al nacer, y a los 16 años decidió iniciar los tratamientos y cirugías para conseguir el cuerpo con el que se siente identificada. Por toda su lucha personal, Farfalla ha sido escogida para protagonizar la portada de este número de la revista y, recuerda dice Boitin, su fundador Hugh Hefner estaba a favor de la diversidad "y en contra de cualquier forma de exclusión o intolerancia".

Ich wünsche euch einen guten Start in die Ferien. ❤️

A post shared by Giuliana Farfalla (@giuliana_farfalla) on

Farfalla sigue los pasos de la modelo francesa y transexual Inés Rau, que posó para el número del noviembre pasado justo después de la muerte de Hefner, y Valentina Sampaio, que fue portada de Vogue en marzo. “Siempre habrá 'trolls', pero si puedo ayudar a otros a quererse a sí mismos entonces vale la pena", decía Rau a la agencia Reuters. Todas ellas son un ejemplo de lucha y de cómo, poco a poco, vale la pena acabar con los prejuicios de nuestra sociedad.