Obama Se Monta Un Fiestón De Despedida Mientras Nadie Quiere Cantarle A Trump

Barack y Michelle Obama se despiden esta noche de la Casa Blanca montando una buena: cantantes de la talla de Bruce Springsteen, Beyoncé, Jay-Z, Stevie Wonder o Paul McCartney cantarán para marcar el fin de la legislatura. Al primer mandatario negro de la historia de EEUU lo acompañarán también en este acto George Lucas —creador de la saga Star Wars—, el productor y director J. J. Abrams, los actores Bradley Cooper y Samuel L. Jackson o el cantante Eddie Vedder —líder del grupo Pearl Jam—. Mientras tanto, el sucesor de Obama, Donald Trump, no consigue encontrar a grandes estrellas que quieran cantar el día de su investidura, que se celebrará el próximo 20 de enero.

En la fiesta de los Obama también estarán, según The Washington Post, la presentadora Oprah Winfrey, el humorista David Letterman y el músico Chance The Rapper. Si el presi hace lo mismo que en otras ocasiones, será él quien pague los gastos de esta fiesta privada, como ocurrió el verano pasado. El que tendrá una factura más asequible será Trump, al menos respecto a los artistas, porque de momento sudan un poco de su cara. Andrea Bocelli, Elton John y Céline Dion ya han dicho no al magnate que ganó las elecciones a Hillary Clinton el pasado noviembre a pesar de tener casi tres millones menos de votos populares.

A dos semanas de su investidura, Trump solo ha confirmado la presencia del coro mormón Tabernacle y de Jackie Evancho, una adolescente que saltó a la fama tras quedar segunda en el concurso America's Got Talent. También contará, seguramente, con la compañía de baile The Rockettes, que ha intentado anular su actuación el 20 de enero pero que, por contrato, está obligada a asistir. Mucha mierda, chicos.

Los rechazos de los artistas a Trump pueden ser por motivos innumerables, por ejemplo el hecho de que este difundiese teorías falsas que cuestionaban que el presidente Obama —cuyo segundo nombre es Hussein— hubiese nacido en Estados Unidos. El republicano defendió durante años que Obama, que nació en el estado de Hawái en 1961, lo había hecho en otro lugar, posiblemente Kenia, lo que le invalidaría legalmente para gobernar el país.

Resultado de imagen de trump gif

Para quien todavía no sepa cómo se las gasta el futuro presidente, otras de sus excentricidades que incendiaron las redes fueron sus comentarios xenófobos: Trump identificó a los inmigrantes mexicanos con violadores y criminales y prometió prohibir la entrada de musulmanes a EE UU, equiparando a los millones de personas que profesan el islam con los yihadistas. Trump, que es multimillonario y posee casinos y hoteles, también se jactó de supuestamente haber eludido impuestos durante más de una década mediante exenciones fiscales. En 2005, en otro caso que le causó problemas durante la campaña electoral, fue grabado mientras decía comentarios machistas y sexistas sobre las mujeres: “cuando eres una estrella, te dejan hacerles cualquier cosa. Hasta agarrarlas por el coño”. Así los artistas estadounidenses no quieren tocar para él ni la pandereta.