La marca de juguetes sexuales Lovense reconoce que sus vibradores grabaron a sus usuarios

Después de saber que algunas apps como Whastapp o Instagram podrían estar invadiendo nuestra intimidad a través del micrófono del teléfono, parece que cualquier aparato electrónico podría estar almacenando nuestra información íntima. Pero, atentas/os porque le ha llegado el turno a ese que conoce en profundidad tus momentos más íntimos, tu vibrador. Según informa el medio inglés The Independent, la marca de juguetes sexuales Lovense tuvo que reconocer públicamente que sus aparatos habrían estado grabando audios de las sesiones de masturbación de sus usuarios.

Las quejas empezaron hace cinco días a través del foro Reddit. "La aplicación de vibración del control remoto Lovense parece estar grabando mientras el vibrador está encendido", decía el usuario Tydoctor. Este perplejo consumidor, explicaba que había encontrado un archivo de audio mientras configuraba su teléfono móvil en el que se podía oír todo lo sucedido durante la última vez que usó el vibrador con su pareja.

Al parecer, algunos juguetes de la marca cuentan con un una app de control remoto que permite jugar a distancia e, incluso, a través de Skype. Una persona controla el mando y la otra, simplemente, se deja llevar. "Los permisos de la aplicación permiten el uso del micrófono y la cámara, pero se suponía que era para usar con la función de chat en la aplicación para enviar clips de voz por comando. En ningún momento quise que la aplicación grabara sesiones enteras usando el vibrador", añadía el usuario en Reddit. A este comentario se añadieron muchos otros y distintas personas empezaron a buscar en sus teléfonos y, efectivamente, aparecieron más archivos de audio con grabaciones completas de sus sesiones sexuales.

Ante el revuelo causado y la indignación creciente de los usuarios, la compañía decidió disculparse y dar explicaciones también en el foro. "Ya se ha confirmado que se trata de un error menor, un archivo temporal que se crea cuando alguien usa la función de control de sonido. Su preocupación es completamente comprensible. Pero tenga la seguridad de que no se envía información ni datos a nuestros servidores", dijeron. Además, la compañía explicó que se trató de un error que afectó solo a los usuarios de iOS y que se había solucionado en la última versión de la aplicación.

No sabemos si los usuarios de Lovense se quedarían tranquilos o si empezarán a recelar también de los juguetes de placer con estas tecnologías. En fin, siempre les quedarán los dildos de plástico macizo de toda la vida. Simples, discretos e igual de útiles.