La Medicina Cuántica, La Enésima Terapia Alternativa Que Dice Poder Acabar Con El Cáncer

Cada cierto tiempo, escuchamos noticias relacionadas con supuestas terapias milagrosas que, supuestamente, consiguen hacer desaparecer un dolor crónico, acabar con la depresión e, incluso, erradicar el cáncer. Instantáneamente, pensamos que son pantomimas creadas por cuatro chalados que quieren sacarle la pasta al personal desesperado o sablear a gente que se agarra a un clavo ardiente y busca en internet soluciones que, por lo general, quedan muy alejadas del método científico. La más nueva revelación en el panorama de estas curas prodigiosas es la medicina cuántica. ¿Estamos frente a una mandanga mística más o es, como dicen sus defensores, un cambio del paradigma médico? Fraude o revolución, esa es la cuestión. Una vez más.

Resultat d'imatges


¿Qué es la medicina cuántica?

Si quitamos la palabrería con la que algunos devotos hablan de este tipo de cura, la terapia cuántica viene a ser la aplicación de los principios de la física cuántica al campo de la medicina. Eso, para que lo entendamos el común de los mortales, significa que todas las células del universo forman parte de una red de energía que actúa en una resonancia llamada coherencia vibratoria. Es decir, que todo se mueve de forma interconectada. Así, cuando tus células dejan de vibrar en lo que sería su resonancia original, surge la enfermedad. Vale, te no te has enterado de nada. Quédate con que, para la medicina cuántica, la idea es que todo vibra y que, para curarte, hay que hacerlo vibrar de nuevo como es debido. Mejor, ¿no?

Con tal de alcanzar este objetivo, los médicos cuánticos conectan al paciente a una máquina llamada Quantum SCIO que envía señales de luz y estímulos eléctricos que, en teoría, vuelven a estabilizar la frecuencia de las células. Esta máquina también es la misma que se encarga de analizar cómo andan las vibraciones de tu cuerpo. Pero esta no es la única forma propuesta por la terapia cuántica para devolverte la salud. El método es amplio: desde reequilibrar los chacras hasta hacer dietas cuánticas, pasando también por terapias y sesiones de coaching.

Resultat d'imatges de quantum therapy


Casos reales de supuesta sanación cuántica

Hablo por teléfono con Ludmila (nombre falso para preservar el anonimato de la chica), quien me cuenta que, hace cosas de 6 meses, empezó con la terapia cuántica. Después de visitar a numerosos especialistas de la medicina tradicional en Barcelona y de haber sido ingresada, los doctores le dijeron que su problema estaba causado por una enfermedad crónica desconocida cuyos síntomas se reflejaban a través de una infección de orina -que llevaba 2 años soportando- y unas manchas rojas en los brazos que le dolían como si fueran moratones. En el hospital Vall d'Hebron le ofrecían la posibilidad de tomar antibióticos de por vida, con menor o mayor regularidad, en función del dolor. Pero ella no quiso resignarse a tener que pasar el resto de su vida bajo tratamiento y decidió probar suerte con la medicina cuántica.

Tras someterse al escáner del Quantum SCIO, su terapeuta le dijo que tenía intoxicado el hígado y que lo mejor que podía hacer era una dieta cuántica en la que eliminarían el alcohol, los lácteos, la harina, el azúcar y el café. Según los expertos en esta terapia, la alimentación cuántica se basa en tomar en cuenta la carga energética (o frecuencia vibratoria) de los alimentos y, en función de eso, inclinarse por determinados nutrientes para que el órgano dañado vuelva a funcionar correctamente.

Y, ahora, lo que todo el mundo se pregunta: ¿Cómo terminó la terapia? Pues, según Ludmila, actualmente, no tiene infección de orina y han desaparecido las manchas rojas de la piel. Además, añade que, a día de hoy, se siente mucho más activa y tiene el triple de energía; se levanta por la mañana con ganas de comerse el mundo.Resultat d'imatges de doctor house

La doctora que la atendió le dijo que, para ella, que un paciente esté más de 5 sesiones en su consulta es un fracaso. Ludmila señala que, en su opinión, eso da confianza, pues demostraría que no es una de esas medicinas que te saca el dinero como si no hubiese mañana; lo que quiere es que te cures.

No es el único caso milagroso que se conoce. En la red podemos encontrar testimonios como el de un hombre que afirma que probó la medicina cuántica después de que le detectaran un cáncer con metástasis. Él, pese a que es escéptico y -recalca- ingeniero, decidió probar con la medicina cuántica. Ya sabéis como termina la historia ¿no? Tras la sesión de terapia alternativa, volvió al médico que le había diagnosticado el cáncer y este, tras hacerle de nuevo pruebas, sorprendido, tuvo que admitir que se había equivocado en su diagnóstico.

La ciencia, en contra de la medicina cuántica

Pero no todo brilla bajo el sol de la medicina cuántica. Para la comunidad científica, esta terapia es un fraude o un cuento chino, y son muchos los expertos los que alertan de que, de medicina y de cuántica, tiene solo los nombres. Es más, según estas opiniones, esta medicina aprovecha la buena prensa que tiene la mecánica cuántica, gracias a científicos como Albert Einstein, para crear una teoría terapéutica basada una mezcla de vocablos procedentes de la ciencia física con conceptos inventados como 'Sistema Campo Cuántico' o 'Quantum'. Todo ello hilado con filosofías de tinte orientalista.

Si tenemos en cuenta definiciones que dan los propios defensores de la medicina cuántica, las críticas no parecen infundadas: "La medicina cuántica emerge como una investigación multidisciplinar, junto a las claves de la física cuántica, para mostrar que el cuerpo humano está controlado y regulado por la energía del sistema humano." Si has entendido algo ¡enhorabuena! Si no, tampoco te dejes llevar mucho por teorías alternativas sin respaldo científico. ¿Sigues con dudas? Échale un ojo al siguiente vídeo, no tiene desperdicio: