'I Weigh', el nuevo movimiento empoderador de las mujeres en Instagram

Cientos de mujeres postean sus circunstancias, logros, virtudes y defectos para sentirse un poquito más libres

La sociedad continúa midiendo el valor de las mujeres en función de su apariencia física. No es ninguna exclusiva: lleva ocurriendo milenios. Pero no será así eternamente. Las diferentes olas feministas ya han conseguido arrancar muchos estereotipos de la imagen mental que el mundo tiene de ellas. Y las iniciativas promovidas por las propias mujeres para terminar de derribar esta dictadura del físico no paran de sucederse. La última, 'I Weigh', es un movimiento destinado a probar que las mujeres valen mucho más de lo que pesan.

Todo comenzó, tal y como se hace eco Konbini, cuando la actriz y presentadora de televisión británica Jameela Jamil decidió subir un selfie a Instagram donde comentaba su peso. Pero no el que indica una maldita báscula, sino su verdadero peso: "Una relación encantadora. Grandes amigos. Me río todos los días. Amo mi trabajo. Tengo una vida honesta. Soy económicamente independiente. Defiendo los derechos de las mujeres. Me quiero a mí misma a pesar de todo lo que me han enseñado los medios que debo odiar de mí misma".

El post caló rápidamente. Muchas mujeres se sintieron identificadas y abrazaron la iniciativa. Jameela entendió el alcance de su fotografía y abrió una cuenta donde canalizar las expresiones de tantas mujeres: "Este post mío comenzó una loca ola de mujeres increíbles devolviéndome los suyos en nuestra revolución contra la vergüenza y el odio hacia nosotras mismas por nuestra apariencia, perpetuado por los medios. He recibido miles y son demasiado hermosas para no celebrarlo. He comenzado una cuenta llamada @I-Weigh para publicarlas todas".

 

Una publicación compartida de I Weigh (@i_weigh) el

Desde entonces, cientos de mujeres se han desnudado frente a la cámara para postear sus circunstancias, logros, virtudes y defectos. Todo aquello que las hace complejas y únicas. Mientras tanto, Jameela anima a más y más mujeres a formar parte del movimiento para lograr "ver más allá de la carne en nuestros huesos". El objetivo, explica, está claro: "Hacer que la industria de la moda y los medios vean cuántas de nosotras hemos terminado con esta mierda". Se acabaron las concesiones. Es hora de hablar y actuar claro.