Un vídeo denuncia el maltrato que sufren los animales durante su transporte en barco

Las imágenes de las 2.000 ovejas fallecidas en el barco de Awassi Express vuelven ha poner sobre la mesa el maltrato animal que practica la industria cárnica

En los últimos meses, no hemos parado de ver como el maltrato animal es una constante en gran parte de la industria cárnica del planeta. El último caso, que ha tenido lugar a bordo del barco de exportación de ganado australiano, Awassi Express, es más que terrible. ¿La razón? Murieron más de 2.000 ovejas a causa de las deplorables condiciones en las que fueron trasladadas en una embarcación que, según la cadena de televisión australiana ABC, inicialmente transportaba 65.000 ovejas y 250 vacas.

Esta lamentable realidad la podemos conocer gracias a un extripulante en prácticas, Faisal Ullah, que se atrevió a grabar en secreto en el interior del barco. Después entregó las imágenes al programa de televisión 60 minutos y a la ONG Animals Australia y, ahora, sobran los motivos para que se desate la indignación en todo el mundo.

Ovejas hacinadas en corrales sucios, sofocadas por el estrés térmico y saltando unas por encima de las otras únicamente intención de alcanzar la comida, lamentablemente, no es lo único que se puede ver en esta infame filmación. Al morir por estas nefastas condiciones, se puede ver como fueron amontonadas hasta crear montañas de cadáveres o incluso como arrojaron a algunas por la borda como si no fueran más que despojos. También hubo otras ovejas a las que la tripulación les cortó la garganta para también tirarlas al mar, como si nunca hubiesen sido seres vivos con la misma capacidad de sentir la alegría y el dolor que nosotros.

Este trato que solo se puede tachar de crueldad, ha llevado a varias organizaciones empresariales, al Departamento Federal de Agricultura y el ministro de Agricultura, David Littleproud, a catalogar las condiciones de escandalosas e inaceptables las condiciones en las que viajaban los animales. Aunque, en realidad, no es nada nuevo. Como dijo a The Guardian la veterinaria especializada en ganado y portavoz de Veterinarios contra la Exportación de Animales Vivos, Sue Foster, tanto el hacinamiento, como el estrés térmico y los corrales pantanosos ya habían sido denunciados antes. De hecho, "son la norma cada vez que uno de estos barcos va a Oriente Medio en verano". Así que ojalá la difusión de estas imágenes consigan que después de estas ovejas, sean cada vez menos los animales que son víctimas de estas atrocidades.